MIAMI - Publicaciones médicas reportaron al menos dos casos de pacientes mayores de 60 años que sufrieron priapismo (erecciones sin estímulo sexual) mientras eran atendidos por coronavirus. Uno de ellos se recuperó, mientras que el otro murió días después.

Los dos casos han sido analizados por artículos en el American Journal of Emergency Medicine. Uno de los casos ocurrió en Miami durante el verano. Se trató de un hombre de 69 años con problemas de obesidad que llegó a la Unidad de Cuidados Intensivos grave a raíz de su cuadro de covid.

Según detalla Telefé Noticias, los médicos lo sedaron y lo colocaron boca abajo, técnica para ayudar a que el aire fluya mejor por los pulmones. Fue entonces que, tras permanecer 12 horas en esa posición, los enfermeros lo voltearon boca arriba y entonces notaron que tenía una erección.

Para tratar de bajarla le aplicaron hielo en la zona pero no dio resultado, y tras tres horas de erección finalmente decidieron extraer la sangre del miembro con una aguja. Así fue que finalmente el pene cedió y el paciente no volvió a tener episodios similares. Sin embargo, el hombre murió días después debido al coronavirus.

El otro caso ocurrió en la ciudad francesa de Versalles, según detalló Forbes. El paciente fue un hombre de 62 años con coronavirus que llegó a Cuidados Intensivos muy grave. También fue sedado y conectado a un respirador, y en el examen físico notaron al erección.

Los científicos creen que los coágulos formados debido al coronavirus (una secuela probada de la enfermedad) pueden haber impedido que la sangre saliera de los conductos cavernosos del pene, impulsando la erección.