ESQUEL - Fueron hallados en la calle y el resto en los patios de los vecinos. Dicen que se usó un herbicida agrícola. También hubo gatos muertos. Piden no dejarlos sueltos.

La Municipalidad de Esquel, a través del Departamento de Bromatología e Hidatidosis, denunció en Fiscalía el envenenamiento de perros en varios barrios entre el viernes 12 y el martes 15 de noviembre. Unos 30 canes muertos fueron retirados de la vía pública, y de algunos patios por la perrera municipal. Se estima que fueron unos 50 los animales envenenados entre perros y gatos, además de aquellos asistidos a tiempo y pudieron recuperarse.

La mayor cantidad de perros muertos se retiró en los barrios Cañadón de Bórquez y Estación. Pero también hubo casos en los barrios Malvinas, Badén, 28 de Junio y Don Bosco. Encontraron algunos sobre la calle Don Bosco también.

“En la Fiscalía –explicó el veterinario De Oro- dejamos un informe de todos los datos, haciendo referencia en qué lugares fueron levantados los perros. Ahora tendremos que esperar a ver qué resulta. También hubo denuncias en la Policía de vecinos de los barrios en forma particular”.

Envenenaron más de 50 perros y gatos con herbicida

En cuanto al elemento tóxico que se les habría dado a los perros, señaló que “por el tipo de sintomatología que presentan los animales: salivación, incontinencia, problemas musculares, temblores, y finalmente la muerte, coincide con una droga que se usa como herbicida en el sector agrícola”.

Puntualizó el titular del área de Bromatología que hubo familias que encontraron el cebo en la calle, y entregaron a la Policía la carne supuestamente envenenada. Pero en Esquel no hay un laboratorio donde se puedan realizar los análisis necesarios. El único en la provincia está en Trelew. Quizás si en la Justicia tienen alguna muestra la puedan elevar para informar realmente qué tipo de veneno es, indicó.

De Oro recomendó a la comunidad tener a los perros en los domicilios. En este caso el 90% de los perros fueron envenenados en la vía pública. Si bien también hubo casos en patios donde tiraron el veneno, incluso donde el perro estaba atado. “La recomendación es no dejar el perro suelto en la calle. Y si salimos a caminar con el perro, ponerle la correa”. Fuente: Jornada