Un hombre de 51 años murió atacado por un tiburón cuando entró al mar a orinar, en estado de ebriedad. Marcelo Rocha Santos, se encontraba tomando licor con otros amigos en la playa Piedade de la ciudad de Jaboatao dos Guararapes, en Brasil, cuando se le ocurrió ingresar al agua.

El mar se encontraba agitado, una condición asociada con la llegada de tiburones, por lo que se ha advertido a los bañistas no entrar al agua. 

El hombre entró con un amigo hasta que el agua cubrió la cintura. Mientras estaba orinando, un tiburón nadó velozmente hasta él y asestó un ataque en la zona de la ingle que en el acto le mutiló la mano y parte del brazo derecho.

Entró borracho al mar y lo mató un tiburón

El acompañante de Rocha se salvó milagrosamente y como pudo tomó a su amigo y lo llevó hasta la orilla donde la víctima cayó inconsciente y perdiendo mucha sangre.

“Mi amigo —llamado Edemir Sebastiao— era quien estaba con el hombre que fue atacado. De repente, vio al hombre sufriendo. Había mucha sangre en el agua”, narró a un medio local Edriano Gómez, uno de los testigos.

La parte superior de la pierna fue destrozada y le produjo una fuerte hemorragia que le quitó la vida en minutos. Los médicos confirmaron su deceso cuando logró ser trasladado hasta el hospital de Recife.