COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Por definición, una cuarentena dura cuarenta días. Pero desde que comenzó este período de aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus no había certezas de cuanto iba a durar, ni bajo que modalidades. Esta semana, cuando la actividad comercial comienza a reanudarse en la ciudad, muchas otras actividades que eran usuales en la vida cotidiana de los comodorenses aún siguen sin poder realizarse, como la posibilidad de salir a caminar o correr al aire libre.

Si bien cada grupo social y etario atraviesa este aislamiento de manera diferente, para los deportistas acostumbrados a una rutina de entrenamiento y a sumar kilómetros diariamente fue bastante complicado encontrar alternativas sin violar las normativas nacionales.

Correr en el patio alrededor de la casa, piques cortos si el espacio no es suficiente, y otro tipo de ejercicios se incorporaron a las rutinas de los deportistas.

Claro que, si no existe la posibilidad de salir al patio, usar la azotea de un edificio puede ser una opción, por pequeña que sea. Eso fue lo que eligió este lunes un comodorense, que a pesar del frío, la humedad y la llovizna, cumplió con su entrenamiento.