Tiene 52 años, cuatro hijos - dos biológicos y dos del corazón - y siempre le gustó cocinar, aunque la pintura es la actividad que la acompañó toda la vida. Kalia Manzur este lunes debutó en la gran cocina de Bake Off Argentina, el reality show de pastelería que en su última edición ganó Gastón Salas y que promete romperla en el horario nocturno de Telefe.

A la comodorense se la vio feliz, contenta, vistiendo una campera que ella misma estampó. Es que quienes la conocen saben que la pintura es parte de su vida, la actividad que la acompañó siempre y que la llevó incluso a trabajar en el Taller del Sol y crear el Taller de Kalia, un emprendimiento propio que aún mantiene en su casa de Kilómetro 3, donde vive.

Kalia es una de los cuatro hijos de una familia tradicional de la ciudad. Su hermano es veterinario, su primo un reconocido gastronómico de la ciudad, que hasta hace poco tiempo fue propietario de un restaurante del Centro y tiene una rotisería en el barrio Roca. Y su madre, en tanto, fue una de las fundadoras de la Asociación Árabe; y en Ushuaia, la ciudad donde vive hace un tiempo es presidenta de la Asociación de Colectividades Extranjeras.

En esta última ciudad, Kalia también vivió un tiempo con su familia, al igual que lo hizo en Buenos Aires, pero finalmente de grande se radicó en Comodoro Rivadavia, donde formó su propia familia.

Entre la pintura, la cocina y la alegría, la historia de Kalia Manzur, la comodorense que llegó a Bake Off

Pero no todo ha sido color de rosas para ella. Hace 15 años, cuando su hija tenía 4 años, su marido falleció en un fatal accidente. Sin embargo, ella nunca perdió la sonrisa.

Es que quienes la conocen, la definen como simpática, buena onda, amigable, consejera y muy positiva, una mujer que va para adelante y que nunca ve nada negativo.

En su cuenta de Instagram también deja ver su pasión por los viajes, el tiempo que le dedica a Crossfit, y su cercanía con su familia, tanto sus hijos, como los del corazón, con quienes nunca cortó vínculo a pesar de haberse separado. 

Entre la pintura, la cocina y la alegría, la historia de Kalia Manzur, la comodorense que llegó a Bake Off

Amante de la cocina y especialmente los postres, hace poco tiempo dijo ¿por qué no? cuando le sugirieron que se anote para participar en Bake Off Argentina, el popular reality que tiene como jurado estrella a Damián Betular, quien en está edición está acompañado por Dolli Irigoyen y Pamela Villar.

Así, terminó enviando el video de inscripción y pocos días después se enteró que fue seleccionada, algo que despertó alegría en su familia, pero que tuvo que guardar como un secreto bajo llaves.

Recién el día que Telefe presentó el spot de la nueva edición, su hija publicó la noticia en Twitter y no ocultó su orgullo. 

“Mi mama está en bake off. TE AMO MUJER. Te mereces absolutamente todo, sos la mujer más fuerte del mundo entero y te mereces esto y más. Ahora sí, a pelearla”.

Por supuesto, en estos días también retuiteó diferentes contenidos que la producción de Telefe realizó con su madre, entre ellos una entrevista con Dani La Chepi, quien preparó una 'créme brûlée' de preguntas para conocerla mejor.

En el segmento Kalia mostró toda su simpatía, pero dejó ver un poco su filosofía de vida al decir “Yo siempre le digo a mi hija: vos primero te ponés la actitud y después la ropa”.

Tweet de #BakeOffArgentina

Ya en competencia, la comodorense preparó una torta de vainilla rellena de chantilly, coco y almíbar de rosas, bañada en ganache de chocolate. La decoró con pasta y representó en su elaboración todo lo referido al arte y su emprendimiento de atelier que tiene en Comodoro Rivadavia. Es que por supuesto, más allá de la pastelería su pasión es la pintura.  

Tweet de ADNSUR