COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ana Infeld es docente, licenciada en Historia y ex profesora de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB). Durante muchos años estuvo en la cátedra Historia Medieval, por esa razón la primera crónica que escribió en el blog que creó durante el aislamiento estuvo relacionada a la Peste Negra.   

Con gracia, simpleza y datos duros, ella escribe intersantes artículos sobre las epidemias en el mundo y su vínculo con la coctelería, de la mano de su sobrina: María Lara Tapia, quien es aficionada al arte de los bartender.

“Arrancamos con la Peste Negra, buscando analogías. Lara una vez ganó un concurso con un trago que se llama “Doctore de la peste”, que habla de los médicos de la peste, y con ese enganchó. Está creando tragos vinculados”, explicó Ana a ADNSUR.

El último trago que creo Lara se llama Rawson al 600 (ver video). Es un oporto que sintetiza un brote de sífilis que se produjo en la década del 20 en Comodoro, cuando la prostitución era legal.

Para entrar en clima, previo el artículo, el blog recomienda ver el video de @lachicaquehacetragos, una experiencia de 1:46 segundos que invita a sumergirse en el arte de la coctelería. Luego con datos del Archivo HIstórico Municipal, referencias históricas del trago y por supuesto los ingredientes, narra los sucesos y su vínculo con la coctelería. Una verdadera invitación al pasado.

La Malaria y unos tragos con agua tónica; el ron y limón para combatir el escorbuto, y el efecto de la peste negra en Europa con un trago llamado “La danza de la muerte”, son algunos de los temas que han tocado.

Entre datos y cócteles, una historiadora y su sobrina relatan epidemias pasadas en Comodoro y el mundo

ENTRE LA DIVERSIÓN Y EL CONOCIMIENTO

Cuenta Ana que el blog surgió una semana después que se suspendieron las clases por el aislamiento obligatorio. “Empecé a pensar cómo iba a trabajar con mis alumnos para explicar que habido siempre epidemias y pandemias y que siempre se ha salido adelante, pero además porque llega un momento que uno que está acostumbrado a trabajar comienza a pensar ‘cómo lo tengo que canaliza esto’. Entonces no importa si leé uno o los leen diez”, contó.

En los videos se ve el profesionalismo que le imprime Lara a los tragos. Con delicadeza y simpleza muestra como diferentes ingredientes terminan convirtiendose en un sabor único.

La historiadora asegura que la respuesta de los lectores ha sido positiva. “A la gente le asombra como le buscamos la vuelta para vincular la historia con los tragos y en realidad está súper entrelazado; entran hasta los conocimientos de botánica que se fueron armando a lo largo de la historia. Por otro lado, para la gente de historia es algo bueno porque ayuda a difundir y enseñar, y para los que no tiene formación en historia es algo interesante. La idea es hacerlo breve, al estilo de la historias de hoy y tratar que en poco haya contenido y pensamiento, no solo descriptivo, fáctico, sino que ayude para hacer un saltito a pensar algo”, indicó.

Además, consultada por los brotes en Comodoro y el mundo, en su rol de historiadora, Ana asegura que siempre hubo y que la ciudad del viento no es la excepción. “Acá básico fue la tuberculosis. Comodoro era endémico a la tuberculosis porque el ámbito era ideal hasta que se impone la vacuna. Hay que tener en cuenta que la penicilina apareció en los primeros años de los 30 y hasta ese entonces no había forma de curar casi nada de lo que sea infeccioso: tuberculosis, sífilis, blenorragia, tos convulsa, paperas y sarampión. Brotes de este último tipo hay un montón, incluso antes del Hospital Regional, pero siempre lo peor fue la tuberculosis”, explicó.

La idea de tía y sobrina es continuar con el blog más allá de la cuarentena. “Le vamos a cambiar el nombre, manteniendo bocadillos y copetín al paso, por ahí van a ir surgiendo otros casos, no de enfermedades, pero la idea es continuarlo porque nos gustó el proyecto y el aporte, es valioso”, resumió.