BUENOS AIRES (ADNSUR) - En diálogo con Radio Rivadavia, el artista de 81 años sostuvo que el colectivo de actores debe dar el ejemplo y hacer lo correcto: “Nosotros solamente tenemos que esperar nuestro turno, como cualquiera”.

Además, remarcó que el “amiguismo político” derivó en la renuncia de Ginés González García como ministro de Salud. “A mí me ofrecieron tener prioridad en la lista de vacunación y yo les dije que no, que de ninguna manera. Uno sabe que le va a caer todo el mundo encima, mas allá de que es algo que no se debe hacer”.

Y agregó: “Me parece que una vacuna como esta, para un mal pandémico que se está llevando a millones de personas, no es un jabón de tocador” pero también comprende que "puede ocurrir en un montón de ámbitos".

"Es el famoso ‘cómo puedo aprovechar para tener este beneficio’, y un funcionario público no puede tener una actitud así” y concluyó la charla diciendo que “la sociedad no ha evolucionado desde hace 70 años”.

Por ese motivo, no le resulta raro todo este procedimiento político, aunque siente que se sobrepasó un límite con la vacunación VIP: “Si se meten con esto, se pueden meter con cualquier cosa. Este no es un bien de consumo, es un remedio”.