RAWSON (EL ANALISIS DE LA NOTICIA / POR PABLO VERNAZZA) - Después de varios reclamos de legisladores que se prolongaron durante meses, finalmente el gobierno chubutense envió días pasados a la Legislatura la respuesta al pedido de informes con el detalle del destino de los fondos obtenidos por la provincia a partir del endeudamiento de 650 millones de dólares que se tomó en 2016 a través de un bono que se conoció como el Bocade.

De acuerdo a la respuesta que lleva la firma del Contador General de la Provincia, Mario Glades, la gestión que se inició el 10 de diciembre de 2015 con Mario Das Neves lleva ejecutados hasta aquí pagos por 8.536 millones de pesos, de los cuales 2334 millones fueron destinados al pago de obra pública, 1.197 millones enviados a los municipios para ejecutar obra, y 5.004 millones en gastos diversos que se dividen en 836 millones correspondientes a deudas de ejercicios anteriores y 4168 millones generados desde 2016.

Hay que decir que la suma total es inferior a los más de 10 mil millones de pesos estimados inicialmente, pero se cree que esto obedece a que aún no se terminaron de transferir fondos a los municipios y comunas rurales, ya que esto se hace de manera escalonada; y también a que aún hay fondos previstos para invertir en obra pública en el presupuesto 2018.

Por otra parte, el informe no deja en claro en concepto de qué se gastaron los dineros, porque solamente figura el número de orden de pago, la fecha de pago, el nombre del acreedor y el monto de cada pago. Pero resta conocer la información respecto a la obra o servicio que el estado está pagando por esa suma.

Además, los diputados de la oposición que comenzaron a analizar el informe, entienden que aquí se estaría reconociendo el pago de sueldos con estos fondos, algo que no estaba previsto originalmente en la Ley que autorizó el Endeudamiento.

La información que se detalla en el Anexo II B se engloba en el ítem Ejercicios Anteriores, por lo que da a entender que se refiere a deuda generada en la gestión del ex gobernador Martín Buzzi, que suma en total 836.373.350 pesos. Allí constan rubros como alojamiento, telefonía, librería, transporte, laboratorios, consultorías, comercios, municipios, cooperativas de servicios públicos y hasta pautas publicitarias.

En tanto el anexo II A contiene el detalle de pago a proveedores de todo tipo durante los años 2016 y 2017, donde es llamativo el ítem “Sueldos, Beneficiario Genérico”, y donde claramente la mayor erogación del total de 4.168.167.512 de pesos corresponde a Caja de Valores S.A., que en cuatro pagos asciende a 3.081 millones de pesos. Para diputados opositores, este monto significaría que estos fondos fueron destinados al pago de programa de Letras que fue tomando la provincia para afrontar gastos corrientes.

Por otra parte, en el Anexo I se detalla en su mayor parte el pago a empresas del rubro de la construcción, aunque no exclusivamente, ya que por ejemplo, también figuran nombres de particulares que prestan servicios a la provincia. En este ítem, el total pagado con fondos del bono es de 2.334.519.224 pesos.

El último de los anexos es el III, y detalla cómo se vienen ejecutando los fondos correspondientes al 15 % destinado a municipios y comunas rurales, que aún no se terminó de pagar y se va ejecutando de manera paulatina de acuerdo a los índices de coparticipación municipal. En este caso, el dinero ejecutado asciende a 1.197. 868.775 pesos.