Un concejal de la ciudad de Porto Alegre en Brasil, encontró varios currículums arrojados y arrugados en un tacho, y decidió rehacerlos uno por uno y los repartió.

A través de su cuenta oficial de Instagram, Kaká D’Ávila contó que luego de arreglar y entregar los currículums en distintas empresas logró conseguir empleo a muchas personas.

“¡Absurdo! ¡Esta semana encontré 62 currículums en la basura! ¡Una falta de respeto a los desempleados! ¡Reuní cada currículum arrugado y los rehice todos! Y para valorar cada uno de ellos, creé este Currículum Joyería”, comenzó contando el servidor público.

El brasileño dijo que con los currículums arreglados visitó distintas compañías y los distribuyó. “¡Algunos incluso han sido contratados! ¡Detrás de cada hoja de papel hay una vida, que merece ser valorada!”, añadió en la publicación.

De acuerdo con algunos de los medios que hicieron eco de la conmovedora y inspiradora historia, gracias a su noble gesto D’Ávila consiguió que al menos doce de estas personas lograran conseguir un trabajo digno.

Asimismo, el funcionario reflexionó sobre lo ocurrido y dijo que, además de se una falta de respeto, el tirar los CV al tacho expuso información importante y los datos personales de los candidatos.

Con información de Tiempo Sur