Un cura estadounidense podría ser condenado a cinco años de prisión por abusar de un menor de edad, luego de ser detenido tras haber sido descubierto por el padre del joven, quien lo golpeó hasta fracturarle el cráneo.

El pastor, oriundo de la ciudad de Oklahoma, Estados Unidos, fue detenido el pasado sábado tras haber sido grabado manoseando al chico en una parada de colectivos.

Michael Eric Coghill, de 33 años, resultó con heridas de consideración en su rostro, torso, brazos, una fractura de cráneo y la órbita del ojo izquierdo quebrada tras haber sido golpeado por el padre de la víctima.

Según se explicó, fue el hombre quien decidió capturar en video las imágenes de abuso para tener pruebas legales, y tras unos segundos de filmación decidió atacar al religioso.

Coghill, cabe destacar, podría enfrentar una pena de cinco años de cárcel por los delitos de abuso y actos lascivos hacia un menor de edad.