Paleontólogos encontraron cerca de la localidad bonaerense de Miramar, restos de una especie de murciélago vampiro gigante que vivió hace unos 100.000 años, que habitó en América Central y del Sur.

El descubrimiento de la mandíbula de la especie Desmodus draculae en una cueva de Argentina, podría proporcionar algunas pistas sobre por qué estos murciélagos acabaron desapareciendo.

Encontraron en Argentina restos de la mandíbula de un vampiro gigante

Desmodus draculae tenía una envergadura de hasta 50 cm y una masa corporal de 60 g, lo que lo convierte en el mayor murciélago vampiro conocido de todos los tiempos, según indicaron desde el Museo de Ciencias.

Tweet de museodecienciasnaturalesdemiramar

Pertenece a la subfamilia Desmodontinae (murciélagos vampiros) –aquellos que viven únicamente de la sangre de otras criaturas, conocidos como hematófagos– que también incluye tres especies extintas y tres vivas.

Los murciélagos actuales son extremadamente diversos. Constituyen aproximadamente el 20 por ciento de todas las especies de mamíferos conocidas, lo cual es una parte considerable, después de haber aparecido hace unos 50 millones de años.