CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Ministerio de Salud de la Nación, confirmó el hallazgo de 4 millones de dosis de vacunas vencidas adquiridas durante el gobierno de Mauricio Macri, que nunca se repartieron entre la población ni fueron aplicadas, y que pudieron prevenir el avance de enfermedades en edades tempranas.

El hallazgo tuvo lugar en un frigorífico de la Ciudad de Buenos Aires y será denunciado formalmente ante la justicia por la cartera que conduce Ginés González García.

Se trata de dosis de las vacunas Prevenar 13, contra el neumococo; Sabin Oral antipoliomielítica; anti cólera y DPT-A, la triple contra la difteria y el tétanos. El Ministerio confirmó que los fármacos nunca se utilizaron y por este motivo se encontraron vencidos, es decir no aptos para su aplicación.

Desde el frigorífico donde se constató el hallazgo, el ministro de Salud confirmó que se tratan de “más de 12 millones de antigripal y 600 de la triple”, que "sobre todo en 2018 tuvo una bajísima cobertura en la Argentina”. Según explicó, las dosis se hallaron luego de que su ministerio recibiera facturas del frigorífico por los gastos de almacenar las vacunas.

“Los argentinos habíamos comprado las vacunas, las habíamos pagado, no se habían distribuido a la gente y no se las vacunó. No sé cómo llamarlo a esto, es una barbaridad”, cuestionó. Y si bien reconoció que “a veces queda un remanente” de compras, lo que nunca ocurre es “que no se distribuyan”.

Esto, añadió, sucedió además en un año como 2018 en que “el porcentaje de vacunación de la triple fue muy bajo”. Es una aplicación que “se le da a embarazadas y pibes de hasta 11 años, y previene unas cuantas enfermedades, como tos convulsa, difteria y tétanos”, explicó. Ese año “tuvimos mala vacunación y no sé cuáles serán las consecuencias” en el futuro, añadió.

González García consideró que esto demuestra que el de Mauricio Macri “fue un gobierno al que no le importó la gente, porque gastó la plata del Estado para que después el bien no esté a disposición de la gente porque simplemente no se distribuyó”. Además, recomendó pedirles explicaciones del caso “a las anteriores autoridades que están continuamente en televisión diciendo lo que hay que hacer y dándonos consejos”.

“Son millones de pesos y de dólares perdidos y tirados. Solo en triple hubo un gasto de 7,5 millones de pesos. Y ahora hay que seguir gastando, porque hay que pagar el tiempo que estuvieron” en el frigorífico, lamentó. El gobierno nacional estimó que el monto que le demandará al Estado el procedimiento reglamentado por las autoridades sanitarias para la destrucción de vacunas vencidas será de alrededor de 5 millones de pesos.