La pasión de jóvenes chinos por las cajas sorpresa terminó con un macabro hallazgo en las últimas horas, cuando hallaron a 160 animales encerrados en pequeños paquetes, algunos de los cuales habían muerto por asfixia.

Los paquetes estaban en la furgoneta de la empresa de logística ZTO, en Chengdu (suroeste chino). Según informaron desde el refugio de animales Aizhijia, las mascotas que sobrevivieron al encierro en las cajas son atendidos por veterinarios.

"Este cachorro fue uno de los 5,000 perros, gatos, conejos y otros animales que sufrieron y murieron en un astillero de China",  expresó junto a un desgarrador video en Twitter PETA, la organización de derechos de los animales más grande del mundo.

Tweet de PETA

"Se oyen ladridos y maullidos. Como la puerta del camión estaba cerrada, no había aire y se asfixiaban", explicaron desde la organización Aizhijia. "Muchos gatitos y perritos agonizan o ya han muerto", lamentaron. 

El cargamento fue descubierto el lunes por la noche. 

La empresa de logística pidió disculpas y dijo que los envíos se hicieron desde sitios de comercio electrónico. Sin embargo, la sucursal de Chengdu, que es la que hizo la entrega, tendrá que llevar a cabo una "inspección interna exhaustiva" y sus empleados cursarán "una formación sobre las normas de seguridad", agregó la firma ZTO.

Según se informó en diferentes portales, el descubrimiento causó alarma en las redes sociales de China, donde está prohibido entregar animales en paquetes.

CAJAS MISTERIORAS EN CHINA

Las cajas misteriosas se pusieron de moda desde hace unos años en China. Consisten en comprar en línea un regalo cuyo contenido es desconocido y suele ser, normalmente, un juguete o una figurita. Sin embargo, en esta oportunidad, contenían pequeños perros y gatos. 

En 2019 este mercado estaba valorado en 1.000 millones de euros, según el gabinete de estudios de mercado Qianzhan Intelligence.

Una usuaria dijo haber visto paquetes sorpresa con un gato o un perro de raza en venta en internet por apenas un euro (1,2 dólares). "Encargas un ser vivo y acabas con un animal muerto por asfixia, de hambre, de calor o de frío", cuestionó. 

"No es una moda bonita ni un juguete del que te deshaces de la noche a la mañana", se quejó otro usuario.