RÍO GALLEGOS (ADNSUR) – El juez de Familia Diego Lerena junto al defensor del Menor de Río Gallegos, Jorge Godoy, detectaron que en un Hogar de Niños faltaba agua desde hace varios días, de modo que los chicos se bañaban en fuentones. La institución inició las refacciones luego de que se los amenazara con una clausura. El hecho estuvo enmarcado en medio de una situación delicada donde se plantean sospechas por el destino del financiamiento proveniente de Provincia.

Por falta de mantenimiento, la institución no contaba con agua desde hacía varios días, razón por la cual aparentemente los chicos se bañaban en fuentones, informó Tiempo Sur.

A su vez, se indicó que luego de la inspección de las autoridades judiciales se intimó a proceder la reparar del sistema para que se restablezca el suministro, caso contrario procederían inmediatamente a la clausura del hogar.

Hay que recordar que el año pasado Lerena abrió una investigación sobre la transferencia de fondos de la Provincia al municipio, para conocer por qué hay falencias estructurales en los dos hogares de niños y niñas.

Además, se informó que con el cambio de administración se habría generado una fuerte reducción en los gastos del área, razón por la cual aún no hay una solución de fondo para el sistema de protección infantil.