COMODORO RIVADAVIA - El intendente Diego Pérez tomó la decisión de cerrar escuelas y gimnasios de Río Pico para disminuir la circulación en la calle y controlar el brote de contagios que la localidad sufrió en la última semana. Actualmente hay 26 personas enfermas y unas 200 en aislamiento por ser contacto estrecho.

"Se nos ha complicado la situación estos últimos días. Hemos tenido casos positivos que nos pusieron en alerta. Somos una población chica y hay muchos contagios", expresó el intendente Pérez, según reseña Jornada. 

Río Pico tiene una población de 1.700 habitantes. "Como había pocos casos nos relajamos", admitió el jefe comunal quien ahora tiene 200 vecinos en cuarentena.

"Decidimos que las clases sigan a través de la virtualidad. Aunque sabemos que la conectividad sigue siendo un problema y no todos tiene la posibilidad de trabajar de esta manera. Esperemos que esto sea por unos días y podamos volver a la normalidad”, agregó.

Con información de Jornada