PICO TRUNCADO (ADNSUR) - Los despidos masivos dentro del Municipio de Pico Truncado desde la asunción del intendente Osvaldo Maimo (que no fue el candidato más votado, pero accedió al Ejecutivo de la ciudad gracias a la Ley de Lemas aún vigente en la provincia) dieron lugar a reclamos que ya llevan varios meses.

Apenas asumido el nuevo gobierno, muchos trabajadores municipales se enteraban que estaban "desvinculados" de sus puestos mucho antes de recibir los telegramas de despido correspondientes: simplemente no les permitían ingresar a las oficinas.

La situación irregular, sumada a la cantidad de despidos sin un motivo (que no fuera meramente político, indican) llevó a los afectados a protagonizar diversos reclamos y manifestaciones.

En una de ellas, realizada este jueves al mediodía frente a las escalinatas del edificio municipal, uno de los trabajadores -desesperado por la angustiante situación económica en la que se encuentra- se roció con nafta e intentó prenderse fuego, relata Truncado Noticias.

G.V es parte de los 208 despedidos por la gestión del Intendente Maimó. Trabajaba en el Concejo Deliberante, no tiene antecedentes de conflictos laborales, pero después del 11 de septiembre del 2019 se quedó sin trabajo. Hoy, este padre de tres hijos se ve obligado a sobrevivir de los bolsones que le da un comedor comunitario. La angustia lo llevó este mediodía a intentar prenderse fuego, acción que afortunadamente fue impedida, y que propició que se ablandaran algunas posturas y se estableciera un canal de diálogo, ya que se acordó una reunión entre el Intendente y dos representante de los manifestantes, apuntó Truncado Noticias.