BERLÍN (ADNSUR)-  Este lunes, Alemania volverá a abrir las escuelas para que cientos de alumnos retomen las clases, tras varias semanas de ausencia por el brote de coronavirus. Sin embargo, las clases presenciales aún se planean solo para los cursos superiores.

En las instituciones educativas de todo el país se aplicarán reglamentos de distancia y requisitos de higiene que tienen por objeto prevenir un aumento repentino del número de infecciones, según informó La Nación.

En Baviera, donde el porcentaje de infectados por Covid-19 es el más alto, no habrá ningún cambio en el sistema educativo este lunes: seguirá habiendo clases solo para los más de 224.000 alumnos que finalizan el ciclo superior de la escuela media. El 11 de mayo se espera que se levanten las restricciones para el grupo de alumnos que se graduarán el año que viene.

En Baden-Wurtemberg y Sarre, regiones del suroeste alemán afectadas gravemente también por el virus, se volverán a impartir clases presenciales a partir del lunes, por primera vez en siete semanas. Allí solo se venía ofreciendo atención de emergencia a los hijos de profesionales indispensables para sostener el sistema, como ocurre en todo el país.

A diferencia de otras regiones de Alemania, tampoco hubo clases presenciales ni exámenes para los alumnos de los últimos años.

Hay muy pocas escuelas en Alemania que están obligadas a usar barbijos. Sin embargo es obligatorio el uso de un protector de nariz y boca en el autobús escolar y en algunos estados federales, también es obligatorio en los recreos y en el edificio de la escuela fuera del aula.

En la mayoría de los estados federales hay una regulación especial para los maestros de 60 años o más debido a que pertenecen al grupo de mayor riesgo de infección: no están obligados a dar clases presenciales a menos que se ofrezcan como voluntarios.