CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Durante abril, los usuarios de tarjetas de crédito que no pudieron pagar su saldo contaron con la opción de refinanciar ese monto en nueve cuotas, con un período de tres meses de gracia. Pero esa opción ya no estará disponible a partir de los vencimientos de mayo, según confirmaron desde el Banco Central.

Desde el Banco Central explicaron que a partir de ahora están disponibles los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos, que consisten en un saldo de hasta $150.000 en tres cuotas que se acreditan directamente en la tarjeta.

Estos créditos recién pueden ser tramitados a partir de este lunes y para acceder a ellos se debe cumplir con varios requisitos, tales como no tener un trabajo en relación de dependencia y haber registrado entre el 2 de marzo y el 12 de abril una caída de la facturación por debajo del promedio mensual del ingreso bruto de la categoría en la que se encuentren registrados, detalló Infobae. 

“Hay situaciones bastante complicadas. El que no tenía dinero para pagar el mes pasado tampoco tiene ese dinero este mes. Creo que se podrían haber estirado un poco los plazos de los vencimientos de las tarjetas para que no caigan durante los primeros días de mayo, donde muchas personas no cobraron y no llegaron a tramitar los créditos a tasa cero, que tampoco son para todos. Mucha gente usó la tarjeta para compras online de alimentos en el supermercado”, explicó Sandra González, titular de la Asociación de Defensa al Consumidor Adecua.

Para los que refinanciaron durante abril, un punto clave es que no se les amplió el crédito máximo disponible. Lo que adeudan se resta de su crédito y de esta forma tienen un menor límite de compra. “Se solicitó que permitan subir el límite de compra a los que ya refinanciaron. Además, al achicar el límite, se cayeron muchos débitos automáticos de cuotas y servicios que venían asociados a la tarjeta”, explicó González.

Desde Adecua también criticaron que la refinanciación que estuvo vigente durante abril se realizó con una tasa de 43% que al sumar los gastos puede llegar al 50 por ciento. Y que quedaron afuera el resto de las tarjetas de crédito no bancarias, como las asociadas a comercios que en algunos casos tienen tasas de hasta 120% para refinanciar pagos.

En el caso de los usuarios que durante abril querían refinanciar pero se les debitó el monto total de la tarjeta —porque no llegaron a suspender el débito automático— pueden pedir que se revierta ese pago, siempre dentro de un plazo de 30 días corridos desde la fecha del débito. En este caso, el banco debe reintegrar los fondos dentro de los tres días hábiles siguientes.

Fuente: Infobae