Cuando en general hay mucha preocupación por la falta de gas de la Alcaidía, lo que motivó que varios internos fueran a sus casas a cumplir un arresto domiciliario, del otro lado de la vereda, la situación no es mejor. En la jornada de ayer, este medio constató la falta de gas en el edificio donde funciona la División Criminalística, en el barrio Divina Providencia en la calle Florencio Poll al 1300.

El jefe de esa Unidad, subcomisario Cristian Cayún confirmó la situación, explicando que hace un poco más de dos meses que están sin gas. “Hay una cuestión contractual por este inconveniente, desconozco como se manejó esto -dijo. Pero lo cierto es que ya solicitamos hace dos semanas la provisión de caloventores, o estufas eléctricas, porque ya vienen las bajas temperaturas y de noche se pone muy frío acá. Pero entiendo que lo están tratando de resolver” sostuvo.

El jefe policial explicó que hubo una pérdida de gas importante y al revisar las cañerías se detectó la fuga, aunque no el lugar de donde provenía. Por esta razón y preventivamente para asegurar la integridad física del personal, se procedió al cierre de la llave de paso. No obstante para poder detectar el sitio donde se encuentra la pérdida hay que romper las paredes y revisar toda la cañería. “Esto demanda un trabajo importante con un costo importante” sostuvo Cayún.

En este punto y si bien ya se le informó de la situación al propietario de la vivienda y a la Jefatura de Policía, por tratarse de una casa alquilada, aun no se resolvió quién va a pagar esos gastos. Extraoficialmente se supo que esa vivienda donde funciona Criminalística no escapa a la realidad del resto de las casas alquiladas por Policía. Su estado no es óptimo y además tiene una deuda considerable acumulada por la falta de pago del alquiler, con lo que creen que es poco probable que el propietario se haga cargo del abultado monto que implica el arreglo que es necesario.

"NO AFECTA NUESTRO TRABAJO"

A pesar del frío que hace en las oficinas de Criminalística el personal trabaja con toda normalidad. Diario Crónica estuvo en el lugar y pudo hablar con algunos de los efectivos. Haciendo referencia a los arrestos domiciliarios con los que fueron beneficiados los internos por falta de gas en la Alcaidía y a los caloventores que les enviaron inmediatamente para los que se quedaron allí, se les preguntó cómo les afecta esa realidad. “Nada, no pasa nada, dijo un efectivo. Nosotros seguimos esperando, hace mucho frío de noche, pero de día está mejor. Igual los reclamos ya fueron hechos a Jefatura y por escrito. Como resolvieron el problema de la Alcaidía también nos van a resolver a nosotros”, confiaron.

Por otro lado señalaron que “la falta de gas no afecta nuestro trabajo, gracias a Dios. Porque dependemos mucho de la electricidad para preservar el material y en eso no tenemos inconvenientes” dijeron. Cabe mencionar que de ese Gabinete dependen unas 30 personas, aunque algunos son profesionales que no están en forma permanente, además de los efectivos que trabajan en el Gabinete de Sarmiento y que también dependen de Comodoro.