ESPAÑA (ADNSUR) - El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de la región española de Aragón señaló en un comunicado que había ordenado la matanza de 92.700 visones tras descubrir que los animales estaban infectados.

La granja ubicada en Teruel, al este de España, fue clausurada el pasado 22 de mayo a modo de precaución para realizar los correspondientes test, que en un principio dieron negativo. Sin embargo, en las pruebas realizadas el 7 de julio se indicó que 78 de los 90 animales analizados tenían coronavirus.

En el comunicado manifestaron que no se podía confirmar si la transmisión se había realizado de los animales a los humanos o viceversa y que tampoco detectaron “ningún comportamiento anormal en los animales ni un aumento en la mortalidad en ellos”.

Joaquín Olona el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, añadió que la Ley nacional de Sanidad Animal en España prevé una indemnizaciones por los daños causados por el sacrificio obligatorio.

Según informó Minuto Uno una situación similar se había dado en Holanda, donde las autoridades ordenaron test de coronavirus obligatorios en todas las granjas luego de que un empleado también resultara positivo en mayo.

“Sobre la base de los nuevos resultados de la investigación en curso sobre las infecciones por covid-19 en las granjas de visones, es posible que haya una infección de visón a humano”, indicó en ese entonces el gobierno holandés: “También se desprende de esta investigación que los visones pueden tener coronavirus sin mostrar síntomas”, agregaron a un comunicado.