COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El nuevo reclamo planteado desde esta madrugada por parte de estibadores portuarios se vincula con la falta de descarga de buques que tienen plantas en Comodoro Rivadavia, pero por razones operativas y logísticas están descargando en Camarones o Puerto Madryn.


“Están descargando allá por una razón de cercanía del recurso, porque lo están pescando en esa zona y se les hace menos costoso que traerlo hasta el puerto de Comodoro para volver a la zona de pesca –explicó a ADNSUR uno de los referentes del sector-. Sin embargo, si se ponen de acuerdo entre las empresas pueden traer algunos barcos para el puerto, para que todos puedan trabajar”.


En el reclamo, los estibadores advierten que no dejarán ingresar camiones con pescado descargado en otros puertos, que llegarían con la intención de ser procesados en las plantas de Comodoro Rivadavia.


El nuevo conflicto se suma a una concatenación de hechos, que comenzaron el contagio de coronavirus en el buque Santorini y que tuvieron continuidad la semana pasada, tras confirmarse un caso positivo en una planta pesquera, lo que afectó el trabajo de dos empresas.


A partir de esa nueva situación, desde ámbitos empresarios advirtieron que se aplicaron los protocolos para aislar a las personas involucradas, pero pidieron continuar trabajando para no perder la materia prima y la actividad económica comprometida con mercados de exportación.


En ese contexto, desde la administración del puerto se buscaría promover encuentros para discutir alternativas que permitan sobrellevar los efectos negativos de la pandemia: “Así como se pudo hacer con el petróleo o el comercio, que son actividades muy afectadas por toda esta situación de emergencia, tenemos que hacer lo mismo con el puerto y la pesca”, indicaron desde la terminal marítima, con el propósito de encauzar la situación para que la escalada de conflictos no lleve a una pérdida de la temporada de trabajo, a partir de la zafra del langostino.