COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tal como informó ADNSUR, el incremento en el porcentaje, del 2 al 5,8 por ciento, representa la pérdida de 3.000 puestos de trabajo en comparación al primer trimestre del año pasado. Desde la UOCRA se contabilizan alrededor de 1.200 nuevos desocupados a raíz de la cuarentena, mientras que en el comercio todavía no se vislumbró un impacto directo a partir de más de un centenar de comercios cerrados.

Raúl Silva, desde la UOCRA, informó que en lo que hace a trabajadores de la construcción en obras civiles o ciudad (convenio 76/75) “el gran impacto lo sentimos en el segundo trimestre”, indicó, donde “vemos un 60 por ciento de desocupados, que se incrementó nuestra bolsa de trabajo”.

Ese indicador surge de la bolsa de trabajo que habitualmente maneja el gremio, con alrededor de 900 a 1.000 obreros que rotan entre distintas obras, por las altas y bajas normales entre una obra que termina y otra que empieza. Pero a partir del mes de abril, se incrementó en 600 obreros más desocupados.

“Esos 600 desocupados más son de obras privadas, pero no por empresas, sino el particular que está haciendo su casa o su quincho; el gran impacto lo tuvimos en Rada Tilly y en barrios privados, a raíz de la pandemia”, indicó.

En obras públicas, el trabajo fuerte es con el municipio –detalló Silva-, en proyectos que se están haciendo y que han mantenido el plantel de trabajadores”.
En lo que hacer al convenio 545, de construcción en yacimiento, precisó que hubo un impacto positivo en toma de trabajadores con la construcción de parques eólicos, en los que hubo un pico de contrataciones. “Llegamos a un pico de 400 obreros y en el segundo trimestre llegamos a 600, pero a raíz de la pandemia hubo que volver a fojas cero. Entonces hoy tenemos 600 trabajadores desocupados, que podían pasar a otras obras cuando terminaban los parques y por la cuarentena se paró todo. Después tenemos un 40 por ciento de la gente de yacimientos en la casa, por el artículo 223”, detalló.

 Otros sectores complicados

Desde el ámbito del comercio, si bien la cámara empresaria dio a conocer el cierre de 110 locales en lo que va de la cuarentena, en el sindicato del sector se registraron 15 despidos oficiales, por lo que se estima que en muchos casos pudo tratarse de locales comerciales atendidos por sus propietarios. Según indicaron fuentes gremiales a esta agencia, se realiza un cruce de información para medir el impacto de lo que se estima, será más visible en el período abril-julio, con la incidencia directa de la cuarentena.

También el ámbito gastronómico es uno de los rubros más castigados por la crisis actual, con cierre de locales y un sector laboral que, junto a hotelería, totaliza alrededor de 1.200 empleos directos. En este ámbito ya se registraron problemas en los últimos meses para el pago de al menos un 75 por ciento de los haberes salariales, según se había acordado a nivel nacional. Más de la tercera parte de las firmas locales, no estaban en condiciones de cumplir, según informó el sindicato de gastronómicos durante el mes de mayo.