Tener hijos para muchos es una decisión de vida; elegir entre la familia y la absoluta libertad, una decisión difícil pero que por estos tiempos muchos jóvenes eligen sin dudar, llegando incluso a practicarse una vasectomía.

Claudio Felhi (45) y Mauro Ruffini (40) son urólogos de Clínica del Valle. El primero nació en Comodoro Rivadavia y estudió en Córdoba, donde también se especializó; y el segundo llegó de esa provincia hace 8 años buscando nuevos horizontes. En la clínica no solo comparten especialidad, sino también quirófano y puntos en común sobre diferentes temas que coinciden en la consulta. ADNSUR decidió hablar con ellos para saber si es cierto que cada vez más hombres eligen practicarse la vasectomía y sus respuestas fueron contundente.

“Hay muchas consultas, hace cinco años atrás hacíamos unas, tres o cuatro cirugías al año, y ahora hacemos unas cinco o seis por mes. Además, hay muchas más consultas de varones que lo van pensando porque comparado con una cirugía de una mujer es mucho más sencilla”, explica Felhi sobre esta tendencia que hace poco tuvo al cantante tropical Antonio Ríos como uno de sus protagonistas, aunque luego de tener 20 hijos.

Mientras su colega habla, Ruffini escucha, y en el punto y aparte, agrega. “En estos casos las edades son variables, en general van de los 26, 28 a 50 o 45 años. Esa es la mayor proporción de pacientes. Después hay extremos, personas muy grandes y también personas muy jóvenes que no quieren tener hijos, que son los menos”, dice entrando en esta consulta que crece.

LA DECISIÓN DE NO SER PADRE

Los especialistas aseguran que hace dos años o más en Comodoro Rivadavia comenzaron a aparecer este tipo de casos. Felhi recuerda que incluso recibió una consulta de un adolescente de 17 años, que por una patología hereditaria quería hacerse la vasectomía para no tener hijos. “Le dije que para poder hacer la cirugía debía venir con consentimiento de los padres firmado por escribano público. Finalmente no la hizo, pero es llamativo que cada vez vienen más chicos jóvenes que no tienen hijos, y que sabiendo que el proceso es casi irreversible igual se lo quieren hacer”.

En tiempos de internet y tecnologías 2.0, los urólogos aseguran que los jóvenes llegan a la consulta con mucha información; saben de qué se trata, lo que quieren, y en la mayoría de los casos conocen a otro hombre que ya pasó por esta experiencia; generalmente compañeros de trabajo. Ellos por supuesto, conociendo la importancia de la decisión, que van a tomar, los invitan a pensar bien sobre el proceso y la magnitud. 

Es que como dice Felhi una vez que se realiza la vasectomía, que por ley deben cubrir las obras sociales y prepagas, volver atrás es casi imposible. Y si bien hay un procedimiento que se puede realizar para tratar de volver a tener hijos, el mismo no garantiza éxito absoluto, aún en manos expertas. Por eso es importante estar bien seguro de la decisión.

La buena noticia es que el procedimiento en sí es sencillo, casi ambulatorio, y al salir de la clínica la persona puede llevar una vida normal, excepto no hacer fuerza ni ejercicio por 10 días. 

“El procedimiento es algo sencillo. Para hacer la vasectomía necesitas un estudio prequirúrgico, que es un examen de rutina, un electrocardiograma, y en este contexto de pandemia todo paciente que ingresa a quirófano tiene que tener test Covid en sangre. La internación son unas horas y desde que el paciente hace la consulta hasta que se pueda hacer la cirugía son una semana, diez días”, explica Felhi. Y Ruffini agrega: “La persona no nota ningún cambio, ni de la parte del deseo sexual, ni la erección, ni la parte de la eyaculación”. 

“Pero es importante aclararles a los pacientes que por dos o tres meses se tienen que seguir cuidando con algún método anticonceptivo, porque se puede producir un embarazo no deseado en ese periodo porque el hombre sigue eyaculando espermatozoides, Al cabo de ese tiempo si el control da 0 se pueden quedar tranquilos que la cirugía es definitiva”, cierra Felhi.

La vasectomía es una microcirugía en la cual se realiza una pequeña incisión de 1 o 2 milímetros.
La vasectomía es una microcirugía en la cual se realiza una pequeña incisión de 1 o 2 milímetros.

En términos prácticos, la vasectomía es una microcirugía en la cual se realiza una pequeña incisión de 1 o 2 milímetros por cada lado del escroto. A través de esa incisión los especialistas acceden al deferente, y luego lo ligan y lo queman, para evitar que el cuerpo intente repararlo. A veces se hacen puntos y a veces no, y como toda cirugía no está exenta de complicaciones, aunque solo en casos excepcionales. Es que como dice Felhi “puede haber hematomas de la herida, infecciones, dolor por dos o tres semanas, pero solo en casos extremadamente raros”. 

Así, la pregunta ya tiene respuesta. Cada vez más hombres eligen practicarse la vasectomía. Algunos porque ya fueron padres varias veces, y en más de una relación; otros porque no quieren usar más métodos anticonceptivos y creen que es más saludable estando en pareja, y finalmente los últimos que simplemente no quieren ser padres; cosas de la modernidad, diría el abuelo que tuvo 12 hijos y está lleno de nietos.