En las últimas horas, diputados chilenos presentaron al Congreso nacional un proyecto de ley que buscar reducir la semana laboral a cuatro días. La idea es “cambiar el paradigma” laboral  para mejorar la salud física y mental de los trabajadores.

La fórmula de 4x3 busca reducir en Chile la jornada laboral a 40 horas semanales en un principio y a 38 en el quinto año de su implementación, cuando la jornada actual de trabajo es de 45 horas semanales.

El diputado del Partido Por la Democracia (PPD) Raúl Soto, indicó que todos los estudios señalan que "no es cierto que a más horas trabajadas mayor productividad; muy por el contrario, las horas tienen que ser efectivamente bien distribuidas". Y afirmó que es momento de abrir un debate respecto a la posibilidad de tener una jornada laboral "que permita a los chilenos y chilenas trabajar cuatro días continuos y descansar tres días seguidos".

Se busca que los trabajadores adecuen sus jornadas una fórmula de cuatro por tres, por lo que podrían cumplir tareas de lunes a jueves y descansar viernes, sábados y domingos, o trabajar de martes a viernes, y tener días libres sábados, domingos y lunes.

"Un proyecto de estas características lo que busca es mejorar la salud mental, el tiempo familiar. En ningún caso buscamos bajar la productividad o una reducción de salario. Por el contrario, planteamos una gradualidad en su implementación para que la economía no se resienta y se vaya adaptando a este tipo de cambio", agregó el diputado Tucapel Jiménez (PPD), coautor de la iniciativa.

Por su parte, el legislador socialista Gastón Saavedra, afirmó que la propuesta "mejora las condiciones de trabajo y las condiciones de vida del trabajador, y hará que exista un mayor compromiso con los objetivos empresariales".

Además, en el Congreso chileno hay ingresada una iniciativa en ese sentido de la comunista Camila Vallejo, para disminuir la jornada laboral a 40 horas, indicó Minutouno.