COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Además del aumento del 3 por ciento registrado en los combustibles en las últimas horas por parte de YPF, a raíz del incremento autorizado para el precio de los biocombustibles, desde ámbitos ligados al sector ya se anticipa que el 15 de enero podría haber una nueva suba, producto de la actualización impositiva correspondiente al tercer trimestre del año pasado, que oscilaría un 8 por ciento. Además de los factores internos, están los externos: el precio del petróleo Brent se acercó este martes a los 53 dólares, lo que podría presionar también sobre los precios.

Aunque YPF anunció el aumento del 2,9 por ciento promedio para sus combustibles, en Comodoro Rivadavia pudo saberse hoy que las naftas todavía no variaron su valor, manteniendo sus tarifas anteriores, de 59 pesos para la Súper y 72,60 para la Infinia. Según confió un empresario del sector ante la consulta de ADNSUR, la actualización podría producirse este miércoles, que de trasladarse en el porcentaje anunciado implicaría nuevos valores del orden de los 61 y 79 pesos, respectivamente.

Vale recordar que estos incrementos se activaron a partir de una resolución de la Secretaría de Energía de la Nación, que autorizó desde el lunes una suba del 59 por ciento en el precio del biodiesel, que se debe mezclar obligatoriamente con el gasoil; y de un 33 por ciento en el bioetanol, derivado de la caña de azúcar, que se mezcla con las naftas.

Según la resolución publicada en el Boletín Oficial, el biodiesel tiene incrementos autorizados también para marzo, abril y mayo, llegando en ese último período a acumular casi un 91 por ciento de incremento en relación al precio vigente: de 48.533 pesos por tonelada, saltará a 92.558 pesos.  

Nuevos aumentos previstos

Según informó el sitio “Surtidores.com”, que nuclea a expendedores de combustibles de todo el país, se espera un nuevo incremento en los precios de los combustibles para mediados de enero. En ese caso, la causa estará vinculada a la actualización de valores impositivos que se realiza cada tres meses, en los tributos gravan a los derivados del petróleo. Según las estimaciones realizadas, dicho actualización impositiva impactaría en el orden de un 8 por ciento en los precios de venta al público, tanto de naftas como de gasoil. 

Otros elementos que inciden en los combustibles son la cotización del dólar y del petróleo Brent. En el primer caso, la constante presión devaluatoria genera diferencias con los valores de los combustibles y su referencia habitual vinculada a “un dólar por cada litro de nafta”, mientras que en el plano internacional la cotización del crudo tipo Brent (que se toma como referencia en nuestro país) continúa en una tendencia alcista. Ese martes llegó a cotizar a 52,70 dólares y las perspectivas indican que podría continuar esa senda, a partir del acuerdo de la OPEP para continuar las restricciones a la producción, en combinación con otros factores internacionales.