REINO UNIDO - El padre de un niño de 6 años, que por primera vez en su vida jugaba de arquero durante un partido de fútbol infantil disputado el pasado sábado en el condado de Ceredigion (Gales, Reino Unido), empujó a su hijo en el momento en que un rival disparaba al arco, de modo que el pequeño cayó al césped interponiendo su cuerpo en el camino del balón, informó este viernes el portal The Sun.