COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - En el marco de las paritarias con los gremios SOEM y APJ, que nuclean a los empleados municipales, el intendente Carlos Linares firmó este martes el acta que establece un aumento salarial del 21%, retroactivo a marzo. La discusión de la próxima pauta de haberes será durante la segunda mitad del año. “Mientras en otros lugares del país se habla de despidos, nosotros estamos hablando de aumento salarial”, resaltó el jefe comunal.

Durante la rúbrica del acuerdo, estuvieron presentes el viceintendente Juan Pablo Luque; el secretario de Gobierno y Función Pública, Máximo Naumann; los concejales Mario Soto, Ricardo Gaitán y Pablo Martínez; el secretario General de la Asociación del Personal Jerárquico (APJ), Alfredo Prior; y su par del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM), David González.

En ese contexto, Linares destacó que “nuestro Municipio está al revés de lo que sucede en el país, nosotros estamos llevando adelante paritarias y negociando un aumento salarial, mientras en otras ciudades se habla de achicar y de despidos. Las paritarias son todos los días y mantenemos las puertas abiertas”.

“Sabemos de las necesidades del personal y estamos trabajando para profundizar en los distintos temas y mejorar, mirando para adelante en ese diálogo fluido que tenemos con el SOEM y la APJ. Siempre tenemos las puertas abiertas para los empleados municipales y tenemos en claro que son el pilar de la Municipalidad”, puntualizó.

En esa línea, puso en valor el trabajo del titular de la cartera de Economía, Diego Touriñán, y del secretario de Recaudación, German Issa Pfister, quienes “están haciendo una gran tarea con los números de este Municipio, lo que nos permite soñar, mirar para adelante de manera diferente y diagramar en conjunto con los gremios todos los días, mirándonos a la cara”.

En tanto, el secretario de Gobierno, Máximo Naumann, señaló que “llevamos a cabo una paritaria abierta, discutimos todos los puntos en una mesa amplia, manteniendo la paz social. Comenzamos con la pauta salarial, dividiéndola en dos partes y arreglando un porcentaje para el primer semestre y dejando el diálogo abierto en diversos temas para seguir negociando para lo que resta del año, con la idea de que desarrollemos una paritaria de común acuerdo durante todo este 2016”.

En ese sentido, Naumann informó que “el porcentaje de incremento acordado para este primer semestre es del 21%, retroactivo a marzo, con actualización de asignaciones familiares y ayuda escolar”.

Desde los gremios destacaron el compromiso del Ejecutivo

Por su parte, el secretario general del SOEM, David González, agradeció al intendente y a los miembros del gabinete “por el compromiso y la palabra empeñada. Desde todas las partes, se realizó un trabajo satisfactorio que permitió llegar a buen puerto en un momento difícil a nivel país, que ha golpeado duro a los bolsillos de los trabajadores”.

“Debido a los aumentos de los servicios y de la canasta básica, es justo pensar que los acuerdos paritarios se tienen que efectuar por tramos, por lo que, a fines de junio, vamos a comenzar a negociar el segundo tramo de la recomposición salarial para todo el personal”, subrayó González.

Finalmente, el referente del APJ, Alfredo Prior, afirmó que “hay que distinguir la voluntad de diálogo y el compromiso para ir para adelante y no retroceder de Carlos Linares. En esta mesa se ha mostrado la responsabilidad de atender la actualidad, que nos llega a todos y nosotros no somos ajenos a la realidad nacional”.

“No vamos a aceptar ningún tipo de presión”

Por otra parte, el intendente Carlos Linares se refirió a la situación de los becados del Municipio, al indicar que “tomamos rápidamente la determinación de aumentar un 100% la beca mínima, que pasó de 1.500 a 3.000 pesos. Sabemos que es poco, por eso vamos a revisar caso por caso para ir armando los primeros contratos y que, a futuro, ocupen puestos en planta transitoria y permanente, porque son parte de la Municipalidad y junto con los gremios lo sentimos así”.

“Quiero dejar en claro que trabajaremos sin aceptar ningún tipo de presión, acá el que trabaja cobra y el que no, no cobra, en eso seremos inflexibles, porque vamos a avanzar para darles la dignidad que durante mucho tiempo no tuvieron. Es nuestro compromiso llegar a la definición en este tema, pero los tiempos los vamos a manejar nosotros. Ya dimos las primeras muestras de que solucionaremos este problema”, aclaró.