Los trabajadores mantenían reclamos hace tiempo: maltrato, malas condiciones de trabajo, sueldos miserables y desde la cadena de comidas, siempre minimizaban las necesidades del personal.

Entre los distintos puestos, se encuentran gerentes, cocineros, cajeros, todos los trabajadores del local de comidas rápidas sufrían el abuso de los dueños, hasta que un día la bronca explotó. Así fue como, nueve empleados de un Burger King en Lincoln (Estados Unidos) pegaron el portazo y renunciaron.

"Queríamos poner un letrero para decir, lo siento, realmente no va a haber nadie aquí", dijo la ex gerente general Rachael Flores a la cadena KLKN. Ella fue la que comenzó la revolución que el resto de empleados acompañó.

El pasado viernes 9 de julio Rachael todavía seguía en su cargo, tras haber entregado su carta de renuncia avisando que las siguientes dos semanas fueron sus últimas. Se cansó de tener que lidiar, como referente del local, con la constante baja de personal por las malas condiciones laborales, y al mismo tiempo los reiterados rechazos de los dueños a sus reclamos.

Ella debía cubrir los huecos que dejaban las renuncias extendiendo sus horarios laborales hasta que -agotada- dimitió. Pero no fue la única ocho empleados más se sumaron a su renuncia y así fue como se llegó al día en que no había nadie disponible como para abrir el local.

Y Rachael decidió anunciarlo a lo grande. Según explicó buscó que el cartel fuera como una señal de advertencia para los clientes de que, por las renuncias masivas, no iban a poder atender a nadie. Pero a su vez una manera de dejar en evidencia a sus jefes. Sin embargo, no esperaba que las redes sociales hicieran su parte del trabajo.

"Era una especie de broma para la alta dirección. Eso se puso ayer (por el viernes 9 de julio) antes de que abriéramos, y no pensé que nadie se iba a dar cuenta, porque solo lo hicimos en uno de los carteles del restaurante, pero luego se empezó a viralizar en Facebook ", explicó la joven.

Empleados de un local de comida rápida renunciaron en masa y el anuncio que hicieron se hizo viral

Ante la fuerte viralización de la problemática, el tema llegó a las autoridades: "Recibí una llamada de mi alta gerencia y me dijeron que tenía que eliminarlo". Sin embargo ya no había forma de frenar la bola de nieve que cada vez era más grande.

Sobre el maltrato laboral

Flores era gerente del local desde enero y desde entonces debía lidiar con problemas que nadie escuchaba: "Han pasado por tantos gerentes de distrito desde que soy gerente general", descrito. "Nadie vino a la tienda para ayudarme. Están completamente alejados de esta realidad".

Flores dijo que tenía empleados trabajando en la cocina sin aire acondicionado durante semanas. En un momento, la cocina alcanzó más de 90ºF y ella terminó en el hospital por deshidratación. ¿La respuesta de su jefe? "Me dijo que estaba siendo una bebé".

Kylee Johnson, otras de las empleadas que se fue junto a Flores, contó lo difícil que era trabajar allí. "Si no renuncié antes fue para ayudar a Rachael. Ella es mi mejor amiga. Ella ha estado conmigo durante mucho tiempo. Solo quiero ayudarla tanto como pueda. Sabía lo que estaba pasando en cuanto a personal. pero no conseguimos a nadie ".

Johnson y Flores coincidieron en que la cocina del local no tenía suficiente personal y que a menudo tenían de tres a cuatro personas trabajando durante la hora del almuerzo. Flores dijo que trabajaba de 50 a 60 horas a la semana e indicó que no era seguro tener un personal tan reducido.

Respecto a la iniciativa del cartel, las ex empleadas dijeron que la alta dirección no sabía que tenían aquella jugada preparada. A su vez señalaron que estaban todo un día planificando y bromeando sobre cómo podrían armar aquel letrero y luego, al día siguiente, se animaron y lo colgaron.

Ese mismo día el jefe de Flores le dijo que le entregara las llaves y que ya no fuera más al local.

El Burguer King de Havelock está abierto, según indicó Flores. También dijo que el problema de la falta de personal sigue vigente y que los nuevos empleados se van a los pocos días de comenzar sus turnos.

Un representante de Burger King le dijo a DailyMail.com que están trabajando para solucionar el conflicto: "La experiencia laboral descrita en esta ubicación no está en línea con los valores de nuestra marca. Nuestro franquiciado está investigando esta situación para asegurar de que no suceda en el futuro ".

Con información de Clarín