REINO UNIDO - La historia de John Burns se viralizó en las redes sociales por ser "el trabajador más leal del mundo": fue empleado de la misma empresa durante 84 años y murió a sus 98 en Edimburgo, Escocia, sin haberse jubilado. El hombre siguió llevando documentos judiciales a la firma de abogados donde trabajaba hasta unas semanas antes de su muerte.

Según informa el diario The Mirror, John fue contratado por la empresa TC Young Wilson Terris cuando tenía 14 años, después de aprobar un examen de inglés y matemática. Desde ese momento ocupó una gran variedad de puestos: cadete, cajero y mensajero legal.

Estuvo a punto de conseguir el récord Guinness por la carrera laboral más larga en la misma compañía, pero como sirvió durante la Segunda Guerra Mundial como operador de radio, rompió con su racha de empleo durante ese lapso.

En el enfrentamiento bélico se unió al ejército y viajó a África Occidental para escuchar los mensajes de los submarinos alemanes. Es por eso que el récord actualmente lo tiene Walter Orthmann, de Brasil, quien trabajó durante 81 años y 85 días para la misma empresa.

La nuera de John, Nancy Burns, habló con la prensa local y aseguró: "Él vivía para su trabajo y a menudo se lo veía corriendo hacia el autobús por la mañana". Además, el nonagenario había sufrido la muerte de su esposa, Katherine, doce años atrás.

Tras la dolorosa pérdida, caminó 32 kilómetros a lo largo de West Highland Way para recaudar dinero para la investigación de la enfermedad. David Burns, hijo de John, despidió a su padre con emotivas palabras: "Papá encontraba el lado divertido en todo y cuando la vida empeoraba sacaba sus hombros hacia afuera y decía: 'Tenés que seguir adelante'".

El hombre murió mientras dormía en su casa, poco tiempo después de celebrar sus 98 años. Su jefe, Grant Knight, lo calificó como una gran ejemplo de vida: "John fue una inspiración para todos los que lo conocieron en sus 84 años de leal servicio".

"Quizás, dado que ya no está aquí para oponerse a que lo honremos, pueda obtener su merecido y póstumo reconocimiento, como el empleado más antiguo del mundo", cerró Knight.

Fuente: La Nación