NEUQUÉN (ADNSUR) - B. K. tiene 29 años, vive en Rincón de los Sauces con sus padres y su hermana, estaba de novio hace solo dos meses cuando se enteró que iba a ser padre. Tras la ansiedad de los meses del embarazado, y cuando llegó el nacimiento ella su ex pareja le dijo que la beba había muerto, pero finalmente descubrieron que la había dado en adopción.

El 30 de agosto la joven empezó a sentir contracciones y, aunque faltaba más de un mes para la fecha de parto, en el hospital les dijeron que ya iba a nacer y que debían trasladarla a Cutral Co. Pero por las restricciones por el coronavirus, él no pudo acompañar. La abuela de la beba contó que aún no puede creer todo el sufrimiento que tuvieron que pasar. “Ella se comunicaba con nosotros por teléfono y nos dijo que la nena estaba bien. Pero después de unos días nos dijo por WhatsApp que como la bebé era prematura había fallecido”.

Asimismo, explicó que su ex nuera indicó que iban iniciar el trámite para que le entregaran el cuerpito y lo pudieran enterrar cerca de ellos. "Pero ella nos decía que no le daban el acta de defunción, que no le querían entregar el cuerpo y luego nos bloqueó a todos los celulares", aseguró a La Mañana Neuquén. Con tantas incongruencias, la familia empezó a desconfiar de lo que había dicho esta mujer y B.K, junto con su hermana, empezaron a investigar.  La abogada Florencia Maidub tomó el caso, y en pocos días confirmó que la pequeña estaba viva.

La mamá había sido trasladada al Hospital Heller y la beba nació el 1 de septiembre con un buen estado de salud, a pesar de ser prematura. Pero, según supo la letrada, la madre días antes ya había iniciado los trámites para darla en adopción y dijo en el centro de salud que era soltera.

La pequeña estaba en proceso de adopción con una familia que la cuidaba y esperaba criarla como a una hija. Cuando B.K se presentó en la Justicia el proceso de adopción se suspendió. Luego pasaron varias audiencias donde demostraron que él nunca había abandonado a su pareja y que incluso vivieron juntos hasta tres días antes del nacimiento de la niña.

Este viernes B.K conoció a su hija de dos meses, y se la lleva para su hogar en Rincón de los Sauces junto sus abuelos, tía y una gran familia que la esperan con mucho amor.