Danilo Quilquitripay, Natalia Albarracín y Carlos Salazar fueron los policías de la Comisaría Cuarta de Comodoro Rivadavia, que lograron llegar a tiempo y salvar -gracias a la maniobras de RCP- a una beba de tan solo un año y 7 meses que había dejado de respirar en el barrio La Floresta. 

"Los papás decían que era un desmayo pero no tenía pulso", habían contado los efectivos tras reanimarla mientras llegaba la ambulancia.  La mamá de la nena agradeció a través de ADNSUR  a los efectivos que acudieron a su casa el miércoles pasado. “Quiero agradecerles eternamente a los policías que ayudaron a mi niña” dijo tras explicar que la pequeña sufrió “un episodio de convulsión”. 

Este lunes, el Gobierno del Chubut reconoció a los efectivos policiales que salvaron la vida de la bebe en Comodoro Rivadavia, luego de aplicarle maniobras la Reanimación Cardiopulmonar (RCP).  Además de las autoridades policías, estuvieron presentes los padres y la pequeña rescatada.

La beba auxiliada participó del reconocimiento a los efectivos. Foto:  Gobierno del Chubut
La beba auxiliada participó del reconocimiento a los efectivos. Foto: Gobierno del Chubut

El  ministro de Seguridad, Federico Massoni, reconoció la tarea realizada por los efectivos policiales y señaló que “el salvar la vida es algo que da mucho orgullo pero cuando es una criatura tan chica la adrenalina los lleva a actuar mucho más rápido”. 

“Esto es lo que menciono en forma permanente, ustedes llamaron a la policía, cuando es una cuestión de salud, por eso es que todo el tiempo nuestra policía se está capacitando para este tipo de situaciones, porque sigue siendo la institución a la que todos acudimos de forma permanente”, sostuvo Massoni. 

Y destacó que “lo primero que se le cruza a un ciudadano chubutense en un caso de emergencia es a la policía, y eso nos llena de orgullo porque para eso están acá para servir a la ciudadanía y lo han hecho de una forma ejemplar”.

El ministro destacó la labor de los efectivos. Foto: Gobierno del Chubut
El ministro destacó la labor de los efectivos. Foto: Gobierno del Chubut

"DIOS LOS MANDÓ A ELLOS PARA AYUDARME"

Irma, mamá de la beba, habló con ADNSUR sobre el terrible momento que vivió con hija más pequeña de un año y 7 meses.  Recordó que ese día quedó inconsciente y de los nervios lo primero que se les ocurrió fue llamar a la policía. "No se atragantó, le agarró una convulsión y estaba respirando casi nada. Estábamos tan nerviosos que no sabíamos a quién  llamar y  ellos en menos de dos minutos estaban ahí", contó.

"La volvieron a la vida porque estaba moradita. Ella no respiraba", relató. "Estoy eternamente agradecida. Dios los mandó a ellos para ayudarme. Ella le hizo respiración boca a boca y volvió". 

La mujer junto a su marido se encuentran actualmente desocupados también contó. "A lo mejor no tengo dinero para agradecerles pero si Dios los va a recompensar", dijo tras indicar que la pequeña deberá someterse a estudios próximamente para saber que originó la convulsión.