INDONESIA (ADNSUR) – Un video registrado a comienzo de mayo en un cementerio de la ciudad de Manado, despertó el temor de la sociedad, ante la sospecha si la persona había sido enterrada viva.

Las imágenes fueron publicadas por el diario britanico "The Sun", allí se puede ver como alrededor del ataúd hay una familia que llora la pérdida de su ser querido. El camarógrafo filma el cajón, que tiene una ventana, y en ese momento se puede captar un movimiento.

El inesperado movimiento se da justo cuando el cura dice: "Dios lo ha dicho en el libro de Juan. Yo soy la resurrección y la vida. Quien crea en mí vivirá aunque esté muerto".

La explicación más lógica es que todo se produjo por el rigor mortis, un signo reconocible de muerte que es causado por un cambio químico en los músculos que causa un estado de rigidez (del latín rigor) e inflexibilidad en las extremidades y una dificultad para mover o manipular el cadáver.

 Investigadores de la Universidad Central de Queensland en Rockhampton, Australia, que estudiaban el proceso de descomposición encontraron que, sin ninguna "ayuda" externa, los restos humanos pueden cambiar su posición, y moverse, así lo informó Mendoza Online.

The creepy moment that a corpse appears to wave from inside a coffin