CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El turista alemán que había sido aislado e internado en el Hospital SAMIC de Puerto Iguazú (Misiones) como caso probable de coronavirus, decidió abandonar el centro de salud tras conocer que el primer estudio realizado en un laboratorio de Posadas​ había dado resultado negativo para el virus que tiene en vilo al mundo entero. 

Se vivieron momentos de tensión cuando el joven, junto a su novia, fueron interceptados en el acceso al hospital por dos policías, que muy nerviosos intentaban contactarse con sus superiores para pedir instrucciones.

“No hay ninguna ley que me pueda retener aquí”, dijo Markus, un ingeniero alemán de 34 años que recorre Argentina​ desde hace casi dos semanas y agregó: “Tengo todos los test negativos. Acá, en el hospital, estoy con estrés, nadie me atiende. Es algo que no tiene sentido”. 

La doctora jefa me mostró en su celular que los resultados dieron negativo. Sí tengo dengue y por eso quiero ir a mi hospedaje a hacer reposo, descansar”, agregó el turista.

Según detalló Clarín, el hombre ya se había contactado con la Embajada de Alemania​ en Argentina y desde allí le dijeron que no había ninguna ley o disposición por la cual pudieran retenerlo.

“Llegué desde Londres hace diez días y hace dos que estoy en Puerto Iguazú. Fui al médico porque estaba con fiebre, pero la doctora inventó que también tenía tos y por eso me trajeron al hospital para hacer el estudio del coronavirus”, explicó.

La tensión en el lugar cedió cuando intervino la directora del Hospital Samic, Raquel Matkoski, quien dijo que “el primer resultado que se obtuvo en el laboratorio de Misiones fue negativo para coronavirus e influenza. El paciente sigue estable, colaborador, lúcido y es por eso que lo dejamos ir a su alojamiento. Vamos a seguir en contacto telefónico hasta que llegue la confirmación desde Buenos Aires", explicó. 

Según directora del Hospital SAMIC, la sintomatología referida por el paciente corresponde a la clínica del dengue.

El resultado de la contraprueba del Instituto Malbrán se conocerá recién este jueves.

Matkoski le pidió a los policías que llevaran al turista y su novia hasta su lugar de alojamiento para evitar que caminara bajo el sol. 

El protocolo se había disparado el martes a la tarde desde una clínica privada de la Ciudad de las Cataratas, cuando los médicos notificaron el ingreso de un turista alemán con fiebre y tos. La primera evaluación permitió establecer que existía un nexo epidemiológico, ya que provenía de Europa​ y por eso se decidió realizar los estudios específicos para covid-19.

El hombre fue aislado en una habitación y se le tomaron diversas muestras. En primer lugar se estableció que contrajo el virus del dengue, del serotipo DEN 1, y luego que no tenía coronavirus.