A dos semanas de que el músico Chano Charpentier fuera baleado por un policía en el marco de un confuso episodio que se atribuyó a un brote psicótico sufrido por el artista, su tío declaró este lunes ante la Justicia y aseguró que su sobrino llevaba una caña y no un cuchillo cuando recibió el disparo de la fuerza de seguridad.

En base a lo revelado por Telam, Esteban Charpentier brindó su versión de los hechos ante el fiscal Martín Zocca, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Zárate Campana, en presencia del abogado del policía acusado, Facundo Nahuel Amendolara (27).

"Dijo que su sobrino no estaba violento, que no persiguió a los policías sino que los increpó y que tenía en sus manos una caña que tomó de un cantero", indicó Fernando Soto, defensor del efectivo, previo a aclarar que el tío de Chano se ubicó "adentro del predio, cuando la vez anterior dijo que estuvo en la puerta".

"Ningún otro testigo presencial lo ubicó adentro. Antes dijo que escuchó el disparo y ahora que lo vio", agregó.

Cabe destacar que en una primera declaración perteneciente a la causa Esteban Charpentier había asegurado que su sobrino "salió de la casa a los gritos" y "blandiendo en sus manos un objeto contundente", que posiblemente, consideró, era un palo.

En ese sentido, indicó que el músico increpó a su madre, a dos médicos y a los policías presentes, y que persiguió a un policía que había quedado "aislado de los demás", siendo ese el desencadenante del disparo recibido, algo que el testigo relató como algo que escuchó similar a "lo que aparentemente fue un disparo de arma de fuego".