CAPITAL FEDERAL - La tradicional bebida fría a base de yerba mate que se consume principalmente en Misiones y en Paraguay, fue reconocida este jueves como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad por la Unesco. Este miércoles, ese mismo reconocimiento lo había obtenido el chamamé.

El consumo de esta bebida fría es una costumbre muy arraigada la cultura paraguaya, pero también es consumida en el noreste argentino, en las provincias de Chaco, Formosa, Misiones, Corrientes, y al sur y este de Bolivia y suroeste brasileño, donde las temperaturas en verano también son elevadas.

Es una infusión que no falta en las tardes veraniegas del norte argentino, y que suele aceptar diversos -y "creativos" acompañamientos, como jugos de fruta, yuyos o hierbas medicinales y hasta gaseosa. La condición siempre es que tenga mucho hielo.

La bebida ya estaba reconocida como Patrimonio Cultural y Bebida Nacional del Paraguay, que establece la celebración del Día Nacional del Tereré el último sábado de febrero.

En el país vecino festejaron este logro ya que hace años Paraguay buscaba que la bebida más emblemática sea reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y, por ello, presentó su candidatura bajo la identificación de “Prácticas y saberes tradicionales del tereré en la cultura del pohã ñana, bebida ancestral guaraní en Paraguay».

Según la Unesco, un patrimonio intangible o inmaterial tiene que ver con tradiciones o expresiones vivas heredadas de nuestros antepasados y transmitidas a nuestros descendientes, como tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y al universo, y saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional.

Fuente: Misiones Online