COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este viernes el paisaje de Rocas Coloradas tenía algo diferente. El icónico arco del bosque petrificado había desaparecido. En su lugar, una columna de roca dominaba la escena, vestigios de lo que fue hacía algunas horas nomás, un símbolo del paisaje.

Según informaron desde Comodoro Turismo, el desprendimiento se dió por la acción de los fuertes vientos que azotaron la zona en las últimas horas.

Si bien lo ocurrido es una muestra del dinamismo de la naturaleza y la creación -y destrucción- de paisajes por parte de la naturaleza, lo ocurrido denota la fragilidad de las geoformas, incluso de aquellas que parecen "talladas en roca".

 

A post shared by ADNSUR (@adnsur)