CHILE - El sistema de salud de Santiago de Chile y sus alrededores avanza hacia el límite de su capacidad con un 87% de las camas de cuidados intensivos ocupadas, mientras el contagio de coronavirus no deja de ascender a un promedio diario de 1.600 nuevos infectados. El presidente Sebastián Piñera advirtió que “las próximas semanas serán las más difíciles y van a exigir lo mejor de todos”.

Por su parte, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dijo que “nos hemos acercado al límite” en el uso de camas para casos críticos y de ventiladores debido al brote en el gran Santiago. Informó que el viernes próximo llegarán otros 100 aparatos.

Chile -que ha reportado hasta el martes 31.721 contagios y 335 fallecidos- ha recibido algunos centenares de ventiladores comprados en China, mientras se adecuan las unidades de anestesia como respiradores, dijo el subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga.

Mañalich exhortó al Congreso a que apruebe un proyecto de ley que permite a los médicos extranjeros trabajar en los servicios sanitarios sin rendir un examen de conocimientos, que hasta ahora es obligatorio. A su vez informó la contratación de 7.200 personas del área de la salud para reforzar el sistema.

Por otra parte, el Gobierno de Chile informó hace semanas que iba a entregar a los pacientes que hubieran superado la enfermedad un carnet que les acreditara como curados de COVID-19, una medida que planeaban poner en marcha a partir de la próxima semana, pero que suspendieron, según informó este domingo el ministro de Salud, Jaime Mañalich. El motivo fue, según confirmó el ministro, que podría generar una suerte de “discriminación odiosa” entre la gente que lo tenga, considerada libre de contagiarse, y la que no lo tenga.

“Se nos ha hecho ver que podría desencadenar un problema de discriminación bastante severo. Es una hipótesis que hay que ver en el sentido de que podría ocurrir y que una persona con ‘Carné COVID’ pueda tener privilegios frente a otros”, afirmó Mañalich. Por ese motivo, el titular de la cartera sanitaria añadió que los pacientes considerados curados de la enfermedad recibirán en su lugar un carné de alta de COVID-19 que les acredite como sanados.