COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La pandemia del coronavirus pegó fuerte en nuestro país y Chubut no está exenta a la difícil situación que sigue atravesando la Argentina por estas horas, con la amenaza de una nueva ola de contagios. En la provincia se registraban hasta las últimas horas más de 35 mil casos positivos y 532 muertes. Entre los cientos de víctimas de la enfermedad que mantiene en vilo al mundo entero -con la mirada puesta en la esperanza que arroja el inicio de la campaña de vacunación que tendrá lugar en breve- hubo políticos y personalidades destacadas en distintos ámbitos, como el deporte y la salud. 

El domingo 6 de diciembre, la localidad de Sarmiento se enteró de lo que fue, para muchos, una de las noticias más dolorosas. Había muerto por coronavirus el ex intendente Ricardo Britapaja, quien permanecía internado en terapia intensiva en el Sanatorio La Española de Comodoro.

Britapaja tenía 66 años, era padre de tres hijos varones y estaba casado con Susana Inés Ana. Había desarrollado su carrera política en la ciudad de los lagos, donde ejerció durante 20 años la intendencia, mientras que durante el mandato del exgobernador Martín Buzzi ocupó el cargo de presidente del Instituto Autárquico de Colonización (I.A.C).

Un mes antes, el 2 de noviembre, falleció a raíz del Covid el ex diputado de Chubut Anselmo Montes. El histórico dirigente del Partido Socialista Auténtico (PSA) estaba internado en la terapia intensiva del Hospital de Trelew.

Montes nació en Chile, pero de niño se mudó con sus padres a nuestro país. Fue secretario general del PSA, convencional constituyente de Trelew y por su militancia estuvo preso durante casi todo el año1978.

Fue un dirigente al que muchos destacaron por su coherencia política. Montes fue diputado provincial entre 2011 y 2015, banca a la que accedió gracias a la alianza que el PSA realizó con el PJ para conformar el Frente para la Victoria.

Durante su trayectoria política, también fue un defensor del movimiento “No a la megamineria” y un crítico acérrimo del gobernador Mariano Arcioni.

Comodoro Rivadavia y Puerto San Julián fueron su primera cuna, pero Trelew el lugar donde desarrolló su vida y su militancia. Fue en 1970 cuando llegó a esa ciudad desde Río Gallegos y nunca más se fue.

Cuando falleció tenía 72 años, estaba jubilado y aún militaba en el Partido Socialista Auténtico.

A principios de octubre, precisamente el día 8 de ese mes, otro fallecimiento causado por el Covid sorprendía a Chubut. Ese día murió por coronavirus el camarista y ex procurador general de la provincia Mariano González Palazzo, quien se encontraba internado en una clínica de Capital Federal y no pudo sobreponerse a la enfermedad.

Palazzo fue juez provincial y dirigente de la Asociación de Fútbol Argentino. Entre sus últimas decisiones judiciales se destaca la acordada en la que los jueces de la Cámara del Crimen señalaron por unanimidad la inconstitucionalidad de la reforma judicial que impulsa el Gobierno en el fuero federal.

Mariano González Palazzo, ex procurador de la provincia de Chubut.
Mariano González Palazzo, ex procurador de la provincia de Chubut.

Los magistrados criticaron el proyecto que cuenta con la media sanción del Senado de la Nación y, aseguraron que el sistema de jueces suplentes previsto favorece la corrupción y la impunidad e hicieron una propuesta alternativa a la iniciativa oficial.

El 16 de noviembre el coronavirus terminó con la vida del ex vecinalista de Caleta Córdova René Tula, quien también era un referente de varias instituciones de la ciudad, además de haber sido delegado de Lotería del Chubut.

René Tula fue vecinalista del barrio Caleta Córdova y delegado zonal del Instituto de Asistencia Social (IAS) de la Lotería del Chubut.
René Tula fue vecinalista del barrio Caleta Córdova y delegado zonal del Instituto de Asistencia Social (IAS) de la Lotería del Chubut.

Había permanecido internado por más de un mes a causa del Covid, pero lamentablemente también perdió la batalla contra la enfermedad.

DOLOR POR EL FALLECIMIENTO DE MÉDICOS Y PERSONAL DE SALUD

En Comodoro murieron dos médicos como consecuencia del coronavirus. La primera víctima de la enfermedad fue la doctora Victoria Ponce Cejas, quien falleció el 12 de octubre. Tenía 63 años y había nacido en Córdoba.

Cejas dedicó su profesión a la defensa de la salud pública, siendo una referente del Hospital de Diadema, donde llegó a ser directora y médica generalista. Si bien su salud ya se encontraba deteriorada, el coronavirus le generó complicaciones que no pudo superar.

Victoria Ponce Cejas y Luis Alberto Dávila, médicos víctimas del coronavirus en Comodoro
Victoria Ponce Cejas y Luis Alberto Dávila, médicos víctimas del coronavirus en Comodoro

El 9 de noviembre se produjo la lamentable partida del doctor Luis Alberto Dávila, médico cardiólogo e intensivista del Hospital Regional. Tenía 52 años, pasó casi 40 días internado y se estima que el contagio podría haberse producido durante su trabajo en la Terapia Intensiva del centro de salud.

También causó profundo pesar la pérdida del querido enfermero de la salita de Rada Tilly Egon Robinson Vargas, fallecido el 30 de septiembre a los 54 años.

El recuerdo de los políticos y otras personalidades de Chubut víctimas del coronavirus

Sin enfermedades preexistentes, Vargas se desempeñó como enfermero por más de 30 años en el Centro de Salud René Favaloro. Toda la ciudad lo despidió con amor y tristeza, e incluso organizaron una caravana para darle el último adiós.

PÉRDIDAS EN EL DEPORTE

El deporte también vivió un año de dolor a raíz de la pérdida de personalidades destacadas. Tal fue el caso de Luis “Hueso” Barrientos, el querido jugador de veteranos de Comodoro Rivadavia que lamentablemente no pudo ganarle al Covid y falleció el 19 de octubre.

Barrientos defendió los colores de su amado Jorge Newbery en su juventud y también lo hacía como veterano. 

Luis “Hueso” Barrientos, el querido jugador de veteranos de Comodoro que perdió la batalla contra el Covid
Luis “Hueso” Barrientos, el querido jugador de veteranos de Comodoro que perdió la batalla contra el Covid

Las redes sociales se inundaron de dolor tras su partida. Conocidos, amigos y familiares lo despidieron con sentidos mensajes.

MÁS MUERTES QUE LLORÓ COMODORO 

¿Cómo olvidar -entre otras tantas- la muerte de Valeria Sosa, una mujer de apenas 30 años que estaba embarazada y tenía toda la vida por delante? El Covid-19 se la arrebató, causando una enorme conmoción en la comunidad, que había acompañado a su familia con cadenas de oración para pedir por su recuperación. 

El recuerdo de los políticos y otras personalidades de Chubut víctimas del coronavirus

¿Cómo olvidar la historia de Héctor Peric, el abuelo que murió solo -como tantas otras víctimas- en el Hospital Regional, sin poder despedirse de su esposa, con la que compatieron, ni más ni menos, que 61 años. Su historia recorrió el país. Las desgarradoras palabras de su nieta Micaela emocionaron en redes sociales a mediados de septiembre, cuando repleta de dolor escribía: "Luché hasta dónde pudimos, abuelo. Perdonáme por no lograr llevarte a la abuela. No te merecías este final en soledad. Descansa en paz. Te amo". 

El recuerdo de los políticos y otras personalidades de Chubut víctimas del coronavirus

Y por último... ¿Cómo olvidar la historia de la familia Cedrón de Comodoro destruida por el coronavirus? "No sabemos cómo nos contagiamos, pero no llegó el virus a toda la familia completa. Tuve la pérdida de tres familiares en 10 días. En mi caso, estuve 17 días en coma y 8 en sala. En total fueron 45 días internados y la verdad es muy doloroso el tema del Covid", aseguró Juan, protagonista y sobreviviente de la tragedia familiar. 

El recuerdo de los políticos y otras personalidades de Chubut víctimas del coronavirus

TEMOR POR UNA NUEVA OLA Y EL PEDIDO DE SIEMPRE: "SEGUIR CUIDÁNDONOS"

A pocos días de terminarse el 2020, y con las fiestas como telón de fondo -tras las cuales lamentablemente se prevé una suba de los contagios-, las autoridades sanitarias insisten en mantener los cuidados en Chubut ante el rebrote de casos en varias ciudades durante los últimos días.

Todo sea por no lamentar más víctimas de esta enfermedad que, en algún momento -quizás a raíz de la vacunación que recién se inicia en nuestro país- pasará a ser uno de los peores recuerdos, permitiéndonos de a poco volver a la “normalidad”, a esa vida que tanto añoramos.