El gobierno provincial está terminando de ultimar los detalles finales para la firma de un acuerdo con diversos gremios estatales, que incluye un aumento salarial escalonado en tres etapas del 10 %.

A esto se refirió este mediodía el gobernador Mariano Arcioni, quien sostuvo en Casa de Gobierno que "estamos próximos a anunciar una recomposición salarial". El dato de última hora, es que está todo dado para que, en vez de comenzar a pagarse en noviembre -como se había analizado originalmente-, se adelante el primer pago del aumento al actual mes de septiembre, con la próxima liquidación que se pagará en los primeros días de octubre.

Para ello, el gobernador Arcioni encargó al ministro de Gobierno, José Grazzini, que termine de acordar con algunos gremios una serie de pautas, en las que se está trabajando contra reloj, para lograr la firma de un acuerdo. La primera, es que este aumento al básico suplantará al bono extraordinario de 5 mil pesos que se venía pagando. En segundo lugar, se evalúan una serie de alternativas para resolver la situación de los trabajadores de los sueldos más bajos, quienes podrían seguir cobrando además del aumento, esa suma en carácter de adicional a cuenta de futuros aumentos.

Según pudo saber ADNSUR, esto ya se está redactando en un acta que en breve podrían comenzar a firmar algunos gremios, mientras otros dirigentes sindicales están haciendo algunas observaciones de último momento para incorporar a la redacción final. 

Todo indica que esta propuesta de tres tramos del 10 % es la que el gobierno estará comunicando este jueves a los gremios docentes en la paritaria convocada en el Ministerio de Educación, de la que no participará el ministro de Economía, Oscar Antonena, quien debe viajar a Buenos Aires, pero igualmente el funcionario está monitoreando todos los números del acuerdo.

De hecho, hay un primer paso que Antonena planteó como algo indispensable para que no vuelvan a producirse agujeros en las cuentas, y son los proyectos de ley que ya fueron anticipados este lunes por ADNSUR, respecto a la renegociación de los vencimientos de los préstamos otorgados con el gobierno nacional.

La primera de las autorizaciones que se pediría a los diputados, y que sería enviada en las próximas horas para que tome estado parlamentario cuanto antes, es la de permitir la postergación de los vencimientos de letras tomadas por Anses, que sumando los dos tramos acordados para el inicio de clases con el ex ministro de Educación, Nicolás Trotta, más otras dos colocaciones anteriores, ascienden a una suma de $ 9 mil millones que deberían comenzar a pagarse en diciembre.

Al mismo tiempo, se está negociando con el Ministerio del Interior y con Economía de Nación, para que los tres tramos de $ 5 mil millones cada uno, tomados en su momento a través del Fondo Fiduciario Federal, ingresen a un acuerdo de refinanciamiento en más cuotas y con mayor plazo, que debería a posteriori ser ratificado por la Legislatura.