CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández, contó este jueves, con la voz entrecortada por la emoción, su reacción al enterarse de la muerte de Diego Maradona y resaltó: "Me desplomé, como nos desplomamos todos".

"Estábamos con Santiago [Cafiero, jefe de Gabinete] organizando la agenda y actos de esta semana y entró Juan Pablo Biondi [vocero presidencial] y me dice: 'murió Maradona´. Me quedé esperando que no fuera una noticia verdadera", relató el presidente.

De inmediato, le pasó lo siguiente, según su relato: "Me desplomé, como nos desplomamos todos. Es una enorme tristeza".

Y luego, se le quebró la voz: "Siempre que lo veía hablábamos del gol a los ingleses y me decía que había mucha gente en la Argentina que el único momento de felicidad que tenía era ver a la Selección ganar el partido".

Sobre este punto, el presidente agregó: "Eso es único, nunca lo vi en una persona. Él no pensaba en su gloria, sino en ver cómo le daba felicidad a la cantidad de infelices que había en la Argentina. Lo que pasó es incomprensible, nadie lo esperaba”.

“Él (Maradona) me decía que en el vestuario le decía a los compañeros que en Argentina había mucha gente triste y tenían la obligación de hacer feliz a esa gente. No vi nunca a alguien pensar así, por eso digo que Maradona fue único, no pensaba en su gloria, pensaba en cómo darle felicidad a los argentinos”, agregó el mandatario.

“Yo siempre digo que a Maradona le hemos exigido lo que no le exigimos a nadie, gran parte de la sociedad le exigió que sea un modelo y en realidad era un ser humano con sus virtudes y sus miserias, como todos nosotros”, manifestó Alberto Fernández.

No teníamos ningún derecho en exigirle tanto a Maradona y, en esa exigencia, fuimos muy despiadados con Maradona”, afirmó.