De acuerdo al último informe elaborado por el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) el precio de la carne vacuna registró un aumento durante el último mes del 3,4% en relación a marzo y del 65,3% en comparación con abril del año pasado y muy por encima del índice de inflación. Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC), en marzo el alza interanual fue de 42,6 por ciento.

Mientras tanto, el pollo aumentó en abril pasado un 0,1% mensual y un 44,2% interanual. Por último, la carne de cerdo registró un incremento del 5,2% mensual y de 44,2% interanual.

El trabajo del IPCVA fue realizado durante la primera y la segunda quincena del mes de abril de 2021. El seguimiento de los precios en supermercados se hizo en 40 puntos de venta relevados de forma presencial.

En lo que respecta a la carne de novillo, la misma presentó subas del 0,2%. Por otro lado, la carne proveniente de haciendas livianas de consumo (novillitos, vaquillonas y terneras), que significa un 86% de la canasta, sus precios registraron subas moderadas a significativas durante abril de este año, con una variación del 4,3% con relación al mes de marzo.

A su vez, el IPCVA informó que los cortes como el peceto reflejan un precio que resulta en cerca de $78 por kilogramo más alto en los supermercados con respecto a las carnicerías, mientras que la colita de cuadril tiene un precio aproximadamente $141 superior en los supermercados en comparación con el precio observado en las carnicerías. En el caso del lomo, la diferencia se acerca a un nivel de $60, también en este caso exhibiendo un precio superior en los supermercados con relación a las carnicerías.

Cortes de mayor consumo

Por el lado de los productos de mayor consumo, el relevamiento del Instituto mostró que “los cortes de la rueda que se utilizan para milanesas, a diferencia de precios supera los $11, en el caso de la nalga, siendo los precios más económicos en los supermercados. En carne picada los supermercados venden el producto a un precio $20 más elevado que el de las carnicerías, mientras que, para el asado, los supermercados ofrecen el producto a un precio inferior en cerca de $45 por kilogramo al de las carnicerías”.

Por otro lado, en la relación de los precios relativos del asado frente al pollo y al cerdo, el informe privado señaló que en los últimos doce meses la carne vacuna tuvo un precio relativo superior al 25,8% al registrado un año atrás frente a la carne aviar.

Y agregaron: “Frente al corte de carne porcina, pechito de cerdo, el asado mostró un precio relativo significativamente superior, (+14,4%), y el poder de compra de la carne vacuna se incrementó de 1,25 a 1,43 kilogramos de carne de cerdo comparando los meses de abril de 2020 y 2021″.

Fuente: Infobae