LAGO PUELO (ADNSUR) - El Plan Detectar, para prevenir y enfrentar la pandemia mundial del coronavirus, se instalará este miércoles en las localidades de Lago Puelo y El Hoyo, con énfasis en “la frontera caliente” del paralelo 42°, atravesada a diario por cientos de personas que circulan entre El Bolsón y el resto de la Comarca Andina con fines laborales y comerciales.

La preocupación de los funcionarios sanitarios se fundamenta en que la mayoría de los proveedores habituales ingresan desde San Carlos de Bariloche (una ciudad con miles de casos positivos), además de que la ruta nacional 40 refleja el tránsito permanente de camiones chilenos y argentinos en sentido norte y sur.

Al respecto, el epidemiólogo Emiliano Biondo adelantó que “vamos a comenzar por determinados lugares de mayor riesgo, principalmente aquellos que tienen más intercambio con zonas de circulación comunitaria y donde hay personas que van y vienen por su trabajo o sus actividades económicas”.

Recordó que “el límite interprovincial con Río Negro ha sido siempre una amenaza latente, donde hemos establecido una estrategia muy fuerte de control en la circulación comarcal y lo seguirá siendo. El plan Detectar no viene para liberar más actividades, lo estamos aplicando como un complemento del resto de las medidas sanitarias adoptadas, pensando en las personas que no concurrieron al sistema de salud y no manifestaron síntomas”.

Acerca de la demanda de las cámaras empresarias para la apertura de las rutas regionales al turismo con la premisa de reactivar la economía, Biondo remarcó que “la recomendación sanitaria será siempre que se apunte a una circulación segura de personas. Estamos en un escenario favorable a diferencia de otras zonas y nos tenemos que enfocar en seguir protegiendo al resto de la comunidad y para que puedan seguir funcionando el resto de las actividades”.

Recalcó además que “el plan Detectar se enmarca dentro de nuestra estrategia preventiva del Área Programática Esquel para evitar la circulación comunitaria del COVID. Hasta el presente, se ha venido aplicando en otros lugares del Chubut donde existe circulación sostenida, con el objetivo de cortar rápidamente las cadenas de transmisión y evitar que los hospitales y las terapias intensivas se saturen y la gente tenga menos riesgo de morir”.

Reconoció asimismo que “tenemos un sistema de salud sensible y vulnerable que no se puede colapsar; los profesionales están al límite en el resto de la provincia e indirectamente afectan también a nuestra región”.

INSTANCIAS 

Del equipo multidisciplinario también participan estudiantes de medicina que están trabajando como voluntarias para el Ministerio de Salud de la Nación: “La situación acá es muy favorable, están a tiempo de prevenir, con muy pocos casos activos en zonas cercanas. Es tiempo de cortar la cadena de contagios y no llegar a la circulación comunitaria”, explicó Denise Laplacette.

A su turno, Tamara Kiecak, puntualizó que el programa a desplegar en el área cordillerana “tendrá dos instancias: la primera consistirá en un rastrillaje domiciliario, donde los voluntarios y personal del municipio llegará hasta las casas para averiguar si sus moradores tienen síntomas. En el caso de que la familia los presente, se los invitará a que se acerquen al punto de evaluación, donde estará emplazada la central operativa. Se los hisopará y se irán con un resultado. Por otro lado, funcionará la demanda espontanea, prevista para aquellas personas que tengan síntomas de más de 48 horas”, según graficó.

Hoy martes se realizará la capacitación del personal de los municipios involucrados, quienes recorrerán los barrios y parajes haciendo las encuestas; así como los agentes de salud que tendrán a su cargo las evaluaciones para determinar la necesidad de los testeos.

Por su lado, el intendente de Lago Puelo, Augusto Sánchez, indicó que “celebramos ser parte del operativo en un momento en que estamos a tiempo de evitar contagios. Tenemos que reforzar la idea de que estamos conviviendo con la pandemia y que debemos seguir cuidándonos”.

Del encuentro participaron también los directores de los hospitales de Lago Puelo, Marcelo Basualdo, y de El Hoyo, Febo Sosa; el viceintendente Alejandro Marques; los secretarios de Gobierno, Carola Salguero, y de Desarrollo Humano y Social, Carlos Sánchez; la responsable de Juntas Vecinales, Nancy Calocerinos, y el director del Área Programática Esquel, Roberto Alonso, entre otros funcionarios.