Este viernes se conoció el deceso del reconocido periodista de Clarín, Pablo Calvo. Su muerte se produjo a raíz de las complicaciones que le trajo su contagio de coronavirus, que lo llevó a estar internado en terapia intensiva desde el 14 de abril.

Falleció en la noche del jueves, al finalizar el día en que cumplía 53 años. “Papi no aguantó más. Se va un pedazo enorme de mi infancia pero queda todo lo que me enseñó. Te voy a extrañar siempre”, escribió su hijo León Calvo a través de Twitter.

Tweet de Lion

Calvo nació en Sarandí, Buenos Aires. Era licenciado en Comunicación Social de la UBA. Comenzó a trabajar como periodista en la agencia de noticias DyN a los 18 años, al mismo tiempo en que realizaba el servicio militar obligatorio, según detalló Clarín. Allí luego cubrió durante dos años la campaña de San Lorenzo, club del cual era hincha fanático.

La mayor parte de su carrera la desarrolló en el diario Clarín, donde trabajaba hacía unas tres décadas. Formó parte del equipo de investigación, de la sección Política y, desde hacía un tiempo, editaba la revista Viva y suplementos especiales.