CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Papa Francisco se hizo un estudio este martes para detectar una posible infección del coronavirus luego de que la semana pasada se viera obligado a anular parte de su agenda durante varios días consecutivos por "un leve resfrío". La prueba dio negativo, según informó el diario italiano Messagero.

La semana pasada, el Vaticano salió a explicar que el sumo pontífice tenía un "leve malestar" por lo que no podía cumplir con todos sus compromisos. El sábado 29 de febrero, Francisco volvió a suspender su agenda aunque sí celebró parte de la tradicional misa matutina.

Por la situación de salud, Francisco anunció el domingo que renunciaba a participar en unos ejercicios espirituales de seis días con la curia en Ariccia, al sur de Roma. Es la primera vez que no estará presente en el evento desde que asumió el cargo.

Tal como destaca TN, el papa, de 83 años, tuvo dos ataques de tos ese día en la oración del Ángelus, oficiada en la plaza de San Pedro desde la ventana del palacio apostólico.

ITALIA Y EL BROTE 

Los fallecidos por el coronavirus en Italia aumentaron a 52 y los casos de contagiados ascendieron hasta 2.036, según fuentes oficiales. Según informó la agencia EFE, la región de Lombardía, donde los diez municipios del foco siguen aislados en lo que se conoce como "zona roja", es la más afectada con 1.254 infectados.

Italia trata de hacer frente a esta emergencia y el Gobierno aprobó un decreto que divide el país en tres: la "zona roja", dos áreas con once pueblos en Lombardía y Véneto aislados; la "zona amarilla", con las regiones norteñas más afectadas, y el resto del país.

En tanto, el número de personas infectadas de covid-19 en el mundo llegó a 90.914, de las cuales 3.116 fallecieron, en 76 países y territorios, según un balance establecido por la AFP a las 09H00 GMT del martes, en base a fuentes oficiales.