El papa Francisco convocó este sábado a "proteger a las mujeres" y consideró que la violencia contra ellas "es ultrajar a Dios", al encabezar en el Vaticano la primera misa del año.

"Y mientras las madres dan la vida y las mujeres conservan el mundo, trabajemos todos para promover a las madres y proteger a las mujeres", pidió el pontífice al celebrar en la Basílica de San Pedro la Misa de la solemnidad de María Santísima Madre de Dios.

"Cuánta violencia hay contra las mujeres; basta", enfatizó luego Jorge Bergoglio durante la celebración también alusiva a la Jornada Mundial de la Paz, para la que a mediados de diciembre dedicó un mensaje con el lema "Diálogo entre generaciones, educación y trabajo: instrumentos para construir una paz duradera".

En su primera misa de 2022, el Papa sentenció además que "herir a una mujer es ultrajar a Dios, que tomó la humanidad de una mujer, no de un ángel, no directamente".

"Esta época de pandemia ha aumentado la sensación de desconcierto en todo el mundo"

A fines de diciembre, en una entrevista con el canal 5 de Italia, el Papa ya había calificado como "casi satánico" al problema de la violencia contra las mujeres.

"El número de mujeres golpeadas, maltratadas en el hogar es tan, tan grande, incluso por su marido. El problema es que para mí es casi satánico, porque es aprovecharse de la debilidad de quien no puede defenderse, solo puede detener los golpes. Es humillante, muy humillante", criticó entonces.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!