COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tras el corte de ruta efectuado por los vecinos en reclamo por la falta de agua, desde el Municipio señalaron que la cooperativa CoViDiar, quien tiene a cargo la distribución del recurso en el barrio, “debía haber alertado esta situación con anticipación, porque desde la Municipalidad nos habíamos puesto a disposición para lo que necesitaran”, advirtió Maximiliano López. 

El secretario se mostró molesto porque “hace 10 días estuvimos en Diadema inaugurando la obra de pavimento y ahí nos comentaron los vecinos la problemática que estaban teniendo con el agua. Conversando con con el presidente de Covidiar, le dijimos que nos hagan un requerimiento si es que podíamos colaborar con alguna obra o equipamiento para mejorar la situación”.

Dicho requerimiento no llegó: “desde hace 10 días estamos esperando el pedido y todavía no lo hicieron. Los vecinos están molestos con toda razón”, sostuvo López y aseguró que “CoViDiar se tenía que hacer cargo de la provisión. Nos pusimos a disposición, pero aún no hizo ningún pedido y ahora les falta una bomba para tener más agua, algo que tendrían que haberlo resuelto antes”. 

El Municipio advirtió que CoViDiar debe solucionar urgente la falta de agua en Diadema

“El problema que aduce el presidente es que hay una bomba que no está funcionando bien y hay que cambiarla. Le pedimos que nos hagan un informe y nos soliciten la bomba con sus características técnicas para poder comprarla, pero hoy todavía no tenemos el requerimiento. Los estoy llamando permanentemente para que nos digan cómo podemos colaborar. Estamos a la espera y lo harían mañana”, advirtió López.

Además, el funcionario reconoció que el Municipio ya había aportado un subsidio a CoViDiar pero éste no alcanzó para adquirir una nueva bomba y destinaron ese dinero a otro tipo de obras. “Molesta la situación porque nos podrían haber solicitado un nuevo subsidio y compraban la bomba con anticipación, pero no pensaron que podían tener este problema. No tuvo en cuenta el aumento de consumo este verano”.

Mientras se soluciona el problema y la Municipalidad espera el pedido para poder colaborar con la compra de la bomba, se acercaron camiones con agua para los vecinos que están aún afectados.

Además, se están estudiando los acuíferos para inyectar más agua al acueducto y no depende tanto del Lago Musters mientras se terminar la obra de repotenciación del acueducto. “Manejamos varias opciones, el miércoles nos vamos a reunir con los responsables de CoViDiar para poner las alternativas sobre la mesa y tener una respuesta para la tranquilidad de los vecinos”, sentenció.