Una investigación reciente podría cambiar la forma en la que muchos humanos se relacionan con sus perros, luego de que se detectaran posibles peligros de compartir la cama con estas mascotas.

En base a un estudio difundido en las últimas horas, dormir junto a nuestros perros podría ser el escenario perfecto para la afección de una bacteria que se transmite de animales a humanos, y por la cual mueren más de 700 mil personas al año.

Esta bacteria, explicaron, da a las personas una resistencia a los antibióticos que podría afectarlo severamente ante una complicación de salud. 

Según detallaron los científicos de la Universidad de Lisboa, la misma es conocida como  gen mcr-1, y fue descubierta por primera vez en el año 2015, en China.

Ubicada generalmente en el intestino de los perros, el gen suele transportarse a través de microscópicas partículas fecales, también presentes a menudo en cuchas o canastas para perros.

La bacteria, cabe destacar, es resistente a la colistina, lo que la vuelve "mucho más longeva".

Los estudios mencionados fueron realizados a través de muestras de más de 126 personas que convivieron con 102 perros y gatos durante al menos dos años.

En ocho de los canes y en cuatro humanos se detectaron varias bacterias, entre ellas el mcr-1.