CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Tras conocerse el fallecimiento del niño de 5 años en Plottier, Neuquén, por el consumo de dióxido de cloro, el Ministerio de Salud de la Nación señaló en un comunicado no autoriza su utilización para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades.

El dióxido de cloro no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte del Ministerio para su comercialización y uso.

En este sentido, la ingesta de dióxido de cloro puede causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales.

Por otra parte, en caso de síntomas compatibles con el COVID-19, el Ministerio indicó no automedicarse y pedir ayuda comunicándolo al sistema sanitario de su respectiva localidad para su correcta atención.