BUENOS AIRES - Tras el inicio de la campaña de vacunación con las dosis de Sputnik V el martes pasado, el Ministerio de Salud advirtió este viernes que hasta ahora no se han detectado efectos adversos significativos por la aplicación de la inmunización rusa.

De acuerdo al informe revelado por la cartera sanitaria en Argentina ya se vacunaron 32.013 personas durante los primeros dos días, y de las cuales sólo 317 mostraron “Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización (Esavi)”.

Esta última cifra equivale a cerca del 1% de los ya vacunados con una de las tres inmunizaciones ya aprobadas por el ANMAT, además de las de Pfizer-Biontech y Oxford-AstraZeneca.

El mencionado Esavi es equivalente a “cualquier situación de salud no esperada (signo no favorable o no intencionado, hallazgo anormal de laboratorio, síntoma o enfermedad) que ocurre posterior a la vacunación y que no necesariamente tiene una relación causal con la vacunación o con el producto biológico”, según figura en el instructivo de “Lineamientos técnicos para la Campaña Nacional de Vacunación contra la Covid-19” elaborado por el ministerio a cargo de Ginés González García.

El Ministerio de Salud aseguró que no hay efectos adversos significativos en la aplicación de la vacuna rusa

El reporte de las eventuales reacciones adversas por la aplicación de vacunas es algo obligatorio cuando se realizan este tipo de campañas de inmunización, y por el momento los porcentajes obtenidos se hallan dentro del rango previsto por las autoridades del Ministerio de Salud.

Entre los síntomas más reportados luego de la aplicación de la vacuna rusa Sputnik V se encuentran: la fiebre con cefaleas y/o mialgias (44,2%); la cefalea y/o mialgias (25,6%); la fiebre como único signo (11,4%); una reacción local en el sitio de inyección (9,5%); alergia leve (1,3%); lipotimia (también 1,3%), y fiebre con síntomas gastrointestinales (0,9%).