Petrominera expresó su “profundo pesar” por el fallecimiento del gerente general José Luis Esperón, de 59 años de edad, como consecuencia del coronavirus.

“Incansable trabajador, desde febrero de 2016 se desempeñaba como CEO de la empresa provincial, impulsando proyectos que contribuyeron al desarrollo de la provincia y la Cuenca del Golfo San Jorge”, detalló el comunicado de la empresa. 

Describió a Esperón como “un hombre de grandes convicciones, asumió con compromiso la tarea de concursar áreas hidrocarburíferas en la provincia, ampliar la red de estaciones de servicio de la petrolera estatal, llevar adelante la distribución de gas envasado en Chubut y avanzar con innovación en la producción de pellets para calefacción”. 

Petrrominera recordó que “de 2007 a 2015 estuvo al frente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), siendo uno de los promotores del programa SUSTENTA y del Grupo de Procuras Latinoamericanas “10 GPL” que unía a las 10 petroleras estatales de Latinoamérica”.

En su trayectoria, además tuvo también un paso por la Secretaría de Industria de la Nación, allá por 2006 como coordinador de Políticas Regionales, y jefe de asesores de la Dirección Nacional de Aduana, en 2004. Militante desde sus entrañas, fue uno de los impulsores de la Junta Promotora Néstor Kirchner Presidente.

Apasionado del desarrollo industrial, promotor de emprendimientos, y convencido de poder transformar la realidad de la gente, supo desenvolverse con humildad y grandes ideales tanto en el ámbito público como privado, llegando a los pueblos del interior y cruzando fronteras. 

Cultivó reconocimientos y conservaba con esmero la Medalla de Honor de la UQAR otorgada por la Universidad de Quebec, en Rimouski, en el año 2011 por el trabajo desarrollado referente al Observatorio Marítimo del Golfo San Jorge, en materia de prevención de contaminación por hidrocarburos. Distinción compartida con el Dr. Mariano Memolli.

“José Luis Esperón fue, sin duda, un excelente profesional, pero sobre todo se destacó por ser una persona de bien, con grandes sueños e ideales para el crecimiento de la región. Desde Petrominera lo despedimos y honramos, acompañando a su mujer Sandra y sus hijos María José y Mariano”, concluye el comunicado de la petrolera estatal chubutense.